Alemania 2018: Hamilton da el golpe que se llevó Vettel

Decepción. Eso es lo que los ferraristas hemos sentido cuando Vettel ha tirado por tierra el trabajo de todo un fin de semana y de gran parte de la temporada con un accidente de los que cuestan mundiales. No solo ha perdido 25 puntos y una victoria casi segura, se los ha entregado a su máximo rival. El trabajo de Hamilton ha sido fabuloso pero hubiera sido una labor incompleta sin la salida de pista de Sebastian y el coche de seguridad que salió por su culpa. Lewis había afrontado con mucho carácter los problemas del sábado que lo dejaron lejos de la batalla por la victoria para intentar minimizar daños y no irse de Alemania con más de 20 puntos por detrás del líder pero ha logrado salir casi con esa cifra, pero de ventaja y en la primera posición.

En el resultado final puede que también hayan influido el papel de los escuderos de Ferrari y Mercedes. El de Bottas está muy claro ya que es quien mantuvo la presión sobre Vettel y acató no pelear su posición al líder de su equipo. El de Kimi no lo está tanto y es menos determinante, normal; pero sí que su sumisión ayudó a que él estuviera en peores condiciones de luchar con los Mercedes en la parte final de la carrera. Aún así, queda claro que la victoria 44 en el equipo de la estrella para quien luce el 44 es mérito suyo y demérito de un aspirante que puede echar mucho de menos los puntos que ha perdido en Hockenheim.

Tras la remontada de Hamilton estábamos disfrutando de la de Ricciardo pero, otra vez más en 2018, un fallo mecánico lo dejaba fuera. El otro Red Bull estuvo cerca de los Ferrari y los Mercedes pero sin opciones de pisar el podio aunque se la jugó con una estrategia arriesgada pero errada. Verstappen puso los neumáticos de lluvia durante alguno de los aguaceros de la parte final de carrera. Lo pudo hacer sin riesgo porque la ventaja que les sacaba al resto de la parrilla era tremenda.

Esa victoria del resto de los equipos fue para un consistente Hülkenberg que exprimió a la perfección a su Renault por delante de unos Haas que volvieron a perder el domingo gran parte de lo conseguido en el sábado. Grosjean acabó por delante de los dos Force India, que a pesar de errores como el que cometieron con Pérez en 'boxes'. Tras ambos puntuaron Ericcson y Hartley, este último tras una extraña sanción a un Sainz que pudo haber acabado mucho más arriba si no hubiera sido uno de los que arriesgó con los neumáticos de lluvia.

Si mal le fue al madrileño aún pero a Leclerc y Alonso. El de Sauber tenía cerca volver a puntuar pero el exceso de ímpetu y una mala decisión le dejaron sin premio. Tampoco lo obtuvo el de McLaren. Su coche cada vez es más lento a una vuelta y más complicado de manejar durante los domingos. Apenas pueden sentirse superiores a unos terribles Williams y les cuesta competir con el resto. La situación, lejos de mejorar, no deja de demostrar que están repletos de dudas y problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario