Previa Francia 2018: La F1 vuelve a Francia

Fangio cruza la línea de meta en Reims el 2 de julio de 1950.
Cuando este fin de semana los F1 comiencen a rodar en Paul Ricard se pondrá fin a una década de ausencia del 'gran circo' en tierras galas. Será la 60ª cita allí (59 bajo el nombre de GP de Francia) y tendrá lugar en el segundo circuito que más veces lo ha acogido, el situado en Le Castellet, que no veía una carrera de Fórmula 1 desde 1990 cuando el relevó lo tomó Magny-Cours hasta que en 2008 empezaría una pausa que toca a su fin. Una larga pausa para uno de los GP más históricos ya que el sexto de la vida de la F1 se disputó en Reims en 1950 con una victoria para un Fangio que salía con medio mundial bajo el brazo, aunque fue Farina el que venció en el séptimo y último, en Monza, para llevarse el primer título de la Fórmula 1.

Lauda, Keke Rosberg y Prost en el podio del GP de Suiza de 1982.
Hasta siete pistas han acogido la cita gala con la categoría reina del automovilismo mundial. Las dos mencionadas son las que más veces lo han organizado: 18 Magny-Cours y 15 Paul Ricard (contando la de 2018 ya). Tras ellas están las 11 carreras en Reims, las 6 en Dijon-Prenois (una como GP de Suiza en 1982), las 5 en Rouen-les-Essarts, las 4 en Clermont-Ferrand y la curiosa inclusión de 1967 del circuito Bugatti en Le Mans.

Schumacher, por delante de Alonso en el GP de Francia de 2006.
Entre los dominadores en las pistas galas no encontramos a ningún piloto de la parrilla de 2018, y es que solo cuatro pilotos actuales saben lo que es correr en Francia. Alonso, Kimi y Hamilton saben lo que es subir al podio en Francia, y solo los dos primeros ganando; mientras que Vettel (sólo compitió en 2008) ni puntuó. Sus números, por tanto, están muy lejos de las 8 victorias de Schumacher y las 6 de Alain Prost. El germano logro los 8 triunfos en Magny-Cours el último circuito galo en acoger un GP en su país en 2008.

El Ferrari de Prost por delante de los McLaren-Honda de Berger y Senna
en la salida del GP de Francia de 1990.

Su asfalto cogió el relevo del que ahora vuelve a acoger a la F1, Paul Ricard. La pista situada al norte de Marsella se despidió en 1990 con una victoria de Prost con Ferrari. El piloto local sumaba así su cuarto triunfo allí tras los logrados en 1983 con Renault y los de 1988 y 1989 con McLaren. Este último podio en Le Castellet lo compartió con un Ivan Capelli que consiguió el único puesto en el cajón para Leyton House y con un Senna que nunca consiguió vencer en Francia a pesar de sus tres podios allí. Al final de esta semana, Paul Ricard sumará un nuevo ganador de un GP de F1.


No hay comentarios:

Publicar un comentario