Canadá 2018: Vettel ganó a todos menos al aburrimiento

La carrera de F1 en Canadá en 2018 no merece una gran parrafada. Los tres primeros del sábado mantuvieron sus posiciones con cierta facilidad a pesar de algunos momentos en los que pareció que Verstappen pudo presionar a Bottas, y este último a Vettel. Pero no, el de Ferrari venció con contundencia y solo la vuelta rápida de Max le arrebató a Sebastian el que hubiera sido su primer 'grand chelem' con los de Maranello. No fue así pero lo cierto es que hubiera sido justo porque desde la clasificación no tuvo rival; y también, si alguien debía fastidiarle tal registro, ese debía ser el holandés, que dominó todos los entrenamientos libres.

Tras ellos sus tres compañeros cerraron un 'top 6' capicúa con Ricciardo, Hamilton (que perdió el liderato por un punto) y Kimi, que estuvieron un peldaño por debajo del rendimiento de sus vecinos de garaje en Red Bull, Mercedes y Ferrari. Por suerte para ellos, sus perseguidores están lejos. Renault sigue avanzando y demostrando su mejoría en cada cita pero la brecha con las tres mejores escuderías sigue siendo suficiente para que los seis mejores coches doblen al resto. Una situación que convirtió a las últimas vueltas en una mezcla interminable entre la cabeza de carrera y los tres pilotos que lucharon por el podio de la clase media (7º, 8º y 9º). Hülkenberg y Sainz tuvieron una lucha fraticida desde el inicio, con el madrileño muy agresivo con un Pérez al que borró de la pelea y un Ocon que cayó de la misma con una mala estrategia de Force India que no le impidió regresar a la pelea al final de la cita de Melbourne. Pero como en el caso de sus predecesores, nada de adelantamientos.

Nos quedamos con la duda de saber si Alonso se hubiera unido a este terceto. El McLaren es cada vez menos competitivo, aunque en carrera se comporta mejor, y más frágil. Le volvió a dejar tirado cuando tenía los puntos a mano tras aprovechar el accidente de la primera vuelta, el incidente entre Pérez y Sainz, y la estrategia para superar a Leclerc. Fue el monegasco quien ocupó la última plaza con derecho a puntos con otra actuación en la que dejó en evidencia a rivales con coches superiores. Si Ferrari no cuenta con él a corto plazo es que están ciegos por no ver a uno de los talentos, no de futuro, de presente en la F1. Un talento que sigue sin demostrar, porque no tiene, un Stroll que la pifió en casa y destrozó una cita en la que Hartley debía reivindicarse ante un Gasly que le está poniendo las cosas difíciles en Toro Rosso, y que ayer llegó 11º tras salir 19º.

No hay comentarios:

Publicar un comentario