Previa China 2017 I: Certeza o espejismo

Australia siempre es un estreno que llena de esperanzas a algunos por dos motivos: por hacerlo bien o hacerlo mal. Ferrari está en ese primer grupo mientras McLaren está en el segundo. Son dos ejemplos que pueden vivir dos sensaciones muy distintas. En Maranello, sus esperanzas, están depositadas en confirmar un buen inicio de campaña; y en Woking, en que llegue un momento que despierten de la pesadilla en la que viven. China es un buen termómetro para ver si Vettel y Kimi tienen una herramienta adecuada para optar al campeonato, y si Alonso y Vandoorne tienen que echarse a temblar con un monoplaza repleto de carencias.

Las rectas de Shanghái, sus curvas rápidas y otras muy lentas son una prueba mucho más realista que el trazado semiurbano de Melbourne. Ganar en Albert Park no te garantiza que serás capaz de hacerlo en el resto de pistas del mundial y, por fortuna para McLaren, tampoco que estés en el vagón de cola para siempre. Los británicos acabaron casi con sus dos coches después de que las expectativas no les dieran ni el crédito suficiente ni para iniciar la carrera. Sí, un pobre rendimiento, pero mayor de lo esperado y que es lo único positivo que se pudieron llevar de Australia. Lo único porque si comparamos el circuito oceánico con el asiático pueden pensar que van a sufrir, y mucho. El propulsor Honda es un fiasco que, además, destapa las carencias de un MCL32 que las tiene.

Frente a las dudas más que razonables de McLaren están los buenos presagios de Ferrari después de una carrera en la que demostraron ritmo, inteligencia y potencia. Tienen la oportunidad de demostrar que no fue un espejismo y que pueden luchar contra Mercedes por el mundial de 2017. Pero cuidado, no lo van a tener fácil porque uno de sus aciertos, el estratégico, será difícil de repetir en otras carreras en las que Hamilton y Bottas ya van a saber que entrar antes de tiempo a cambiar neumáticos es una maniobra que puede comprometer su posición por culpa del tráfico. Los chicos de la marca de la estrella buscarán que el primer golpe de Ferrari se quede en una anécdota aunque podemos tener una certeza casi absoluta de que no será así y que tendremos pelea entre ambos equipos y, ojalá, se unan a ellos unos Red Bull con un inicio de año dubitativo pero que siempre progresan. China, dictará sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario