Alonso pide y McLaren dispone: ¿'Las 500 Millas'? Concedido

El año horrible de McLaren y Honda va a dejar otro año sin trofeos las vitrinas de Woking, y no parece buen panorama para convencer a Alonso de que siga confiando en ellos. Por eso parece que Zak Brown, Boullier y Hasegawa están dispuestos a todo para contentar al español. El bicampeón español de F1 ya había declarado en varias ocasiones que sueña con intentar ganar 'la triple corona' del automovilismo mundial (mundial de F1, las 500 millas de Indianápolis y las 24 horas de Le Mans). Con el calendario y los equipos del mundial de resistencia cerrados parecía imposible competir en el trazado francés durante un día completo, así que el asturiano ha conseguido que le dejen intentar su primer sueño.

McLaren vuelve a 'las 500' gracias a la colaboración de Andretti Motorsports y al papel protagonista de Honda como motorista de más de la mitad de la parrilla. Apenas tendrá dos semanas para adaptarse a un coche que no conoce y a un circuito en el que ha competido, pero en la "versión europea" en la que corren las motos y corrieron los F1 a comienzos de este siglo. Alonso afronta un sueño que convertirse, no en una pesadilla, pero sí en un mal trago si no se adapta rápido a una categoría muy diferente a la Fórmula 1.

Lo que está claro es que es una decisión que tiene detractores y partidarios porque no deja indiferente a nadie. Es un espaldarazo a la Indy y a la F1, de rebote. Es indudable que contar con un bicampeón en activo en una de las tres carreras más importantes de cada año es un extra a un espectáculo que ven cientos de miles de personas en vivo y millones a través de la televisión. Seguro que su coche en esta aventura es mucho más competitivo que el que tiene en F1 y, ojalá, que Alonso se adapte rápido para dar juego en una cita que puede ser tan histórica como la de 2016, en la que se celebró la 100ª edición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario