Previa Abu Dabi I: ¿Qué ocurrió en 2015?

Mercedes buscaba un final de récord en Abu Dabi y lo logró: 12 dobletes, 703 puntos, 32 podios y, como en 2014, 16 victorias y 18 'poles'. Además, Hamilton y Rosberg salieron primeros, dominado todas las vueltas, hecho la vuelta rápida y ganado en siete ocasiones. Sólo Lewis consiguó un 'grand chelem' individual, pero sí 4 'hat tricks'; por uno que sumó Nico en 2015. Son sólo números, pero que dejaron a las claras que el dominio de la marca de la estrella fue abrumador. Su récord de dobletes, puntos, podios, victorias o 'poles' (estos dos últimos empatados con los de 2014) eran la prueba de que volvieron a no terner rival.

En Abu Dabi remataron con total solvencia gracias al dominio de Rosberg, que firmó un mes de noviembre que muchos echamos de menos en primavera y en verano. El germano se mostró sólido ante un Hamilton relajado. El tricampeonato recortó el hambre del británico, sobre todo después de perder las opciones de lograr el récord de más victorias en una temporada. Un estado de relajación que estuvo acompañado de una tendencia a la compensación en el equipo Mercedes hacia su "segundo" piloto. Un clima de apoyo que le sentó muy bien a Nico, que ganó confianza para intentar en 2016 lo que no logró en 2015: inquietar a su compañero.

Una tentativa con la que seguro soñaba el tercer piloto con más puntos en 2015, un Vettel que logró en Yas Marina una gran remontada que dejaba a las claras que el ritmo de Ferrari en la pista de los Emiratos Árabes Unidos estaba muy cerca del de los Mercedes. El podio lo ocupó Kimi pero sin acercarse a Rosberg ni Hamilton, algo que Sebastian hubiera tenido difícil pero que parecía más factible. Los de Maranello cumplieron su promesa de mejoría para 2015 pero iba a quedar en nada si, como hemos visto, no se completaba con un paso aún mayor que en 2016 no ha llegado y les ha alejado mucho más de la lucha por el título.

Pero si tibia era la alegría de los italianos, todavía más frío fue el balance de otros rivales como Williams Red Bull, que perdieron mucho terreno respecto a Mercedes y Ferrari. Los de Grove se quedaron estancados dando todo el peso de todos sus éxitos a la eficacia de su propulsor, mientras que los de Milton Keynes sufrieron una temporada aciaga por el mismo motivo. El motor Renault de los austriacos fue un lastre para el coche con el mejor chasis de la parrilla de la F1. El paso atrás de ambas escuadras ha permitido a Force India soñar con alcanzarles, y es que durante la parte final de 2015 estuvieron por delante de ellos en algunas ocasiones, como en Abu Dabi, donde fueron el tercer mejor equipo tras los dos líderes destacados.

Con la clase alta para germanos e italianos, y la media-alta ocupada por Williams, Red Bull y Force India; la media-baja tuvo tres protagonistas. Dos de ellos han mejorado su rendimiento respecto a 2014 y otro ha empeorado tanto que casi forma parte de la clase baja de la parrilla. Lotus y Toro Rosso se enfrentaron a un año complicado, uno por el incierto futuro que les esperaba y el otro por los múltiples fallos que impidieron a sus pilotos estar mucho más arriba en la clasificación de cada carrera. El tercer equipo en discordia era un McLaren que volvió a sufrir una carrera con demasiadas complicaciones dado lo avanzado de la temporada. La clase baja sólo estuvo conformada por un Manor muy deficiente en desarrollo y evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario