Austria 2016: Pelea

El título de esta entrada es escueto y claro por un motivo: se peleó cada posición en clasificación y en carrera. Esa lucha fue brillante en casi todos los momentos salvo algunas excepciones como la de Magnussen zigzagueando como una serpiente. Unas batallas entre las que destaca, como no podía ser de otra forma, la que protagonizaron los dos Mercedes. Dos estrategias diferentes e incluso polémicas, dos candidatos al título y dos compañeros. Rosberg remontó con tesón y decisión, y Hamilton no se rindió cuando vio que podía perder la carrera. Ambos nos regalaron una vuelta final de infarto en la que la única (y mínima) pega fue el toque. Una pequeña mancha que la decisión de los comisarios amplió. Puede que la sanción a Nico fuera justa por tener algo más de culpa que Lewis, pero no la comparto. El alemán ya se vio perjudicado por su movimiento al terminar 4º en Austria mientras su perseguidor en el mundial ganaba la carrera; por eso quizá la penalización fue más bien simbólica y no le hizo perder más posiciones y, por lo tanto, puntos.

Entiendo que si la maniobra, en la que ambos tuvieron su parte de culpa, hubiera acabado con Hamilton fuera de combate se hubiera sancionado a Rosberg por ella, para equilibrar el resultado. Pero no comprendo como se vuelva a castigar que se luche en pista. El error de ambos fue volver a chocar cuando se supone que es lo único que no pueden hacer, aunque si uno peca (un poco) de optimista y el otro (otra pizca) de celoso, es difícil evitar el toque.

El papel de los dos hombres que se están jugando el título es sólo un ejemplo de las múltiples y emocionantes batallas que hubo en todas partes: los Ferrari con los Red Bull por subir al podio; y el resto por completar la zona de puntos. Kimi obtuvo un premio inesperado pero corto a unas aspiraciones que frustraron Verstappen y una inoportuna bandera amarilla. Max volvió al podio después de una carrera consistente y privó al de Ferrari de ganar una plaza más. Ese fue el segundo disgusto del día para los italianos después de ver como Vettel se quedó sin nada cuando lideraba la carrera con unos neumáticos ultrablandos que le jugaron una muy mala pasada. Tenía difícil luchar por la victoria pero tenía muy cerca el podio.

Un cajón que era un imposible para el primero del resto de los mortales: Button. El británico aprovechó una sesión clasificatoria de locura para salir tercero y rodar segundo durante las primeras vueltas al Red Bull Ring. McLaren acertó con Jenson pero destrozó a Alonso. El español pudo ser más diplomático con las críticas a su equipo pero razón no le faltaba. Los de Woking pudieron colocar a sus dos hombres muy arriba en una clasificación marcada por la lluvia aunque viendo el final prematuro de la carrera del español... no hubiera servido para mucho. Siguen cometiendo errores estúpidos que lastran un desarrollo que parece avanzar a buen ritmo.

Tras Button finalizó un Grosjean que volvió a puntuar y mantiene a Haas en la pelea con McLaren y Toro Rosso. Los de Faenza se mantienen en sexta posición a pesar de haber sufrido otro fin de semana horrible. Kvyat sufrió un accidente y el otro monoplaza pasó horas extra en el garaje. Pero Sainz dio la cara por todo el equipo. El madrileño celebró su renovación (sobre el papel) con otra gran actuación en la que se revalorizó otro punto más. A pesar de las averías, de la enésima metedura de pata de sus mecánicos en un cambio de neumáticos, de correr en un circuito poco adecuado para su coche y de disponer de un monoplaza que pierde prestaciones respecto a los demás; a pesar de todo ello salió bien, arriesgó, remontó y finalizó octavo, y por delante de un Bottas que no aprovechó las teóricas bondades de Williams en la pista austriaca.

Muy mal balance para los de Grove, con Massa abandonando y el finés presionado por Wehrlein. El germano, joya de la cantera Mercedes, demostró su valía en un trazado que conoce muy bien. Aprovechó una sesión que le favoreció y lo confirmó en una carrera excelente. El punto logrado por Pascal certifica lo que se viene viendo durante esta temporada: que Manor está mucho mejor que Sauber. El equipo suizo está condenado a desaparecer o a cambiar de manos. Otro domingo para olvidar como el que vivieron en Force India: después de los podios de Pérez y la posición de salida de Hulkenberg, se antoja como un auténtico desastre que el mexicano chocara por un problema en unos frenos que habían provocado que su compañero ya hubiera abandonado unas vueltas antes. Decepciones de algunos en uno de los fines de semana con más emoción y alternativas de las últimas temporadas de F1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario