Previa Austria 2016: Recordemos 2015

Todos contuvimos la respiración un instante cuando vimos un McLaren y un Ferrari de una forma nada habitual. Fue un tremendo susto que se quedó en eso, en un susto. Al segundo del impacto vimos a Alonso saltando de su coche y asegurándose de que su excompañero estaba perfectamente. Un choque que nos privó de ver si el de Ferrari hubiera sido capaz de remontar en Austria hasta pelear con los Williams, y de conocer si el McLaren aguantaría todo la carrera para seguir probando y acumulando kilómetros. Sus otros dos coches se encargaron de sacarnos de dudas con un Button que apenas rodó un puñado de vueltas detrás del 'safety car' y un Vettel, lastrado por una terrible parada en 'bóxes', que fue incapaz de arrebatar el podio a Massa.

Por delante de todos estuvieron los dos Mercedes, pero con una guerra que no esperábamos gracias al adelantamiento de Rosberg a su compañero en la salida y que apretaba la lucha por el mundial. Hamilton intentó recuperar su posición pero Nico se defendió bien, sobre todo después de una sanción al británico por "pisar" la línea de salida de 'boxes' que también penalizó a un Sainz, esta vez por ir demasiado deprisa, que no tuvo su día. El madrileño salió perfecto y tenía los puntos en su mano cuando todo empezó a torcerse: una desastrosa parada, la sanción ya mencionada y, por último, problema en su mononaplaza para el adiós definitivo. Muchos problemas e incidentes que han hecho que el tercer español en liza haya logrado su mejor posición (hasta esa fecha) al finalizar 14º. Un gran fin de semana para Merhi, que se hacía un hueco en la F1 que después no se respetó. Un aluvión de problemas del que Ricciardo salió con un milagroso punto para un Red Bull que miraba más cerca al desastre en desarrollo de McLaren que a unos Lotus y Force India que aprovecharon la buena salud del motor Mercedes para superarles con claridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario