Previa Abu Dabi 2015: ¿Qué ocurrió en 2014?

Alberto Ascari, Jim Clark, Graham Hill, Emerson Fittipaldi, Mika Hakkinen y Fernando Alonso. Lewis Hamilton se unía hace un año a un club que ya ha abandonado, al de los bicampeones, y lo hizo con total justicia. Rosberg fue un digno oponente pero el talento del británico se ha impuesto a la constancia del germano desde el principio. A pesar de lograr la primera posición el sábado, Nico salía muy mal y Lewis lo aprovechaba para liderar sin oposición. Lo tenía hecho para sumar su segundo título mundial, sin ningún tipo de ayuda extra, pero esta llegó. El Mercedes del aspirante empezó a desfallecer y perdió terreno vuelta tras vuelta: dijo adiós a la segunda plaza, al podio y los puntos empezaron a parecer una utopía. Ambos se merecieron todo el reconocimiento de los seguidores de la F1 por hacernos disfrutar de una gran lucha entre ellos. Sus gestos y comportamiento en esta última cita es memorable y demuestra respeto, reconocimiento mutuo y deportividad... algo que no hemos visto de la misma forma en 2015. 

Hamilton cerró una temporada espectacular en la que sólo los fallos mecánicos y las oportunidades aprovechadas por Rosberg y Ricciardo han permitido dar algo de emoción a un mundial que tenía entre los hombres de la marca de estrella a sus únicos aspirantes. El británico igualó las 11 victorias que lograron Schumacher en 2002 (en sólo 17 citas) y Vettel en 2011 (como este año con 19). Un gran registro que sigue lejos de las 13 victorias que se llevo Sebastian en 2013, también en 19 carreras, y Michael en 2004 en tan sólo 18 grandes premios. Unos números de récord que ayudan a Mercedes a ser el equipo con más victorias en una misma temporada: 16. Eso si, los alemanes lo lograron en un año con 19 citas (pueden repetir este año), mientras que McLaren logró 15 en una temporada con 16 grandes premios (1988) y Ferrari otras 15 en 2002 (17 carreras) y 2004 (18). Aunque ya lo habían hecho en Brasil, donde sumaron los 30 podios en un mismo año; con el de hoy dejan la cifra de puestos en el cajón en una misma temporada en 31 (en 2015 podrían sumar hasta 32), por delante de los 29 de Ferrari en las 18 carreras de 2004. Por último, igualan las 18 'poles' de 19 posibles que logró Red Bull en 2011, lo que también dejó el récord de primeras posiciones en parrilla conseguidas por un mismo motor . En aquel año, el 94,74% las logró un propulsor Renault, pero los germanos han batido ese registro, ya que la única 'pole' que no se llevaron ni Lewis ni Nico fue para Massa y la escudería de Grove... con motor Mercedes, que deja el récord en 19 de 19, el 100%. También lo logró Ford Cosworth en 1969 pero en "sólo" 11 citas.

Tras el campeón, los dos Williams y los dos Red Bull fueron los dos principales animadores de una carrera que, como es habitual en Abu Dabi, suele ser muy monótona cuando los monoplazas compiten en igualdad de condiciones. Sólo cuando hubo disparidad en la elección de los neumáticos y a la hora de entrar a cambiarlos vimos una lucha que se llevaron Massa Bottas, que acompañaron al campeón en el podio. Ricciardo ha volvió a realizar otra exhibición para cerrar un gran año, que culminó con su primera vuelta rápida en F1, y que cimentaba su liderazgo en un equipo que celebró algunas victorias gracias a él. El australiano acababa tercero detrás de los dos hombres de Mercedes, y por delante del otro gran animador del año. Bottas logró superar a los dos protagonistas del mercado de fichajes: Vettel y Alonso. Ambos repitieron sus posiciones de los últimos años, siempre el alemán delante del español, pero esta vez muy lejos de los puestos de privilegio

No hay comentarios:

Publicar un comentario