Bélgica 2015: Contrapunto

Con retraso, obligado por el trabajo y por las horribles noticias llegadas desde los circuitos de medio mundo, toca analizar lo ocurrido en Spa antes de que llegue Monza. La carrera belga fue una demostración de poderío por parte de Mercedes. Ni la mala salida (otra vez) de Rosberg evitó el doblete de los germanos, comandado por un Hamilton que salió de Francorchamps con una "vida extra" gracias a los 28 puntos de renta que tiene sobre Nico. Pocos si los comparamos con los 67 que ha perdido el tercero en discordia, un Vettel que perdió todo lo ganado en Hungría por un exceso de ambición que no critico. Ferrari tiene que arriesgar porque tiene poco que perder y mucho que ganar. Lo que si reprocho es el discurso posterior, intentando cargar toda la culpa del incidente a Pirelli.

El estallido en el neumático de Sebastian fue de lo poco que produjo cierta incertidumbre en una carrera en lo que más interesante fue ver al otro coche de Maranello, al de Kimi, y a Verstappen, remontar posiciones como dos posesos. Hubiéramos tenido más ingredientes pero varios problemas de fiabilidad nos dejaron sin disfrutar de Hulkenberg, Sainz, Maldonado y Ricciardo. Ausencias y reventón (el de Vettel) que Grosjean aprovechó para que Lotus subiera al podio después de dos años sin hacerlo; Pérez para lograr el mejor resultado de Force India de todo 2015; y Ericsson para puntuar por segunda carrera consecutiva. Una cita en la que los Sauber fueron inalcanzables para unos McLaren que esperaron evitar el ridículo gracias a un aluvión de sanciones para mejorar sus motores Honda... pero sin conseguirlo. Sólo las buenas expectativas de cara a Singapur pueden permitir que finalicen 2015 con un buen empujón de moral para 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario