Previa Bélgica 2015 II: Tres meses de infarto

Con la carrera de Spa comienza la segunda parte del mundial de F1 de 2015. Un capítulo más corto que el inicial pero mucho más intenso y determinante. 9 carreras en 3 meses, muchos kilómetros y con la mente de muchas puesta en 2016. La cita belga es el lugar perfecto para que los aspirantes al mundial muestren sus cartas. Quizá por eso, Ferrari haya querido eliminar tensión con una renovación de contrato que tranquiliza mucho más a Vettel que al renovado Kimi, La continuidad de Räikkönen en Maranello cierran la puerta a candidatos como Hulkenberg o Bottas, muy cotizados por sus actuaciones en este campeonato y otras pruebas. El finés tiene en Williams un buen equipo en el que quedarse, pero el germano no puede esperar que Force India le dé un coche ganador de la noche a la mañana. Con la previsible continuidad de los hombres de Mercedes y Red Bull, no sería raro que Nico se planteé su continuidad en el 'gran circo'.

Con el mercado, más o menos, tranquilo los equipos se van a ocupar en dar el máximo en esta recta final de año para preparar un 2016 en el que los coches no deberían ser más que meras evoluciones de los de 2015. 9 carreras en las que Renault y Honda tienen que ponerse las pilas para recortar la distancia con los propulsores más potentes. Los japoneses quieren dar otro importante paso con una unidad de potencia retocada en Spa. Los dos McLaren penalizarán en parrilla, pero podremos ver sí esa evolución puede darles esperanzas de no hacer el ridículo en Monza, donde la potencia es la principal baza para hacer un buen papel.

Red Bull depende de Renault y si los franceses siguen sin proporcionar un motor de garantías puede que los rumores que hablan de cambio de proveedor se acaben convirtiendo en pistas de lo que ocurra en el futuro. El equipo austriaco y los de Woking son los únicos aspirantes con posibilidades económicas y personales de amenazar las posiciones de Williams, Ferrari y, ojalá, Mercedes. Los alemanes tienen una gran oportunidad de prolongar su hegemonía hasta 2016 pero no pueden despistarse a pesar del poco margen de maniobra de sus rivales. Los únicos que pueden dar alguna "sorpresa" son los de Milton Keynes y McLaren, dos equipos con un coche con una base muy acertada pero que no saca todo su potencial por la falta de potencia de sus motores y los problemas de fiabilidad que genera una apuesta aerodinámicamente arriesgada. Veremos si el buen papel de ambos equipos en Hungría nos depara una cita belga en la que poder vislumbrar si sus esperanzas para el próximo año se quedan sólo en ilusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario