#PrayersForJustin

Hoy tendría que escribir un resumen, un pequeño análisis sobre lo ocurrido ayer en Spa, pero antes me veo obligado a lanzar unas pequeñas líneas de apoyo. Otro fin de semana más, el mundo del motor tiene que lamentar varias tragedias. La más grave, la que ha acabado con la vida de Jonas Hähle en Oschersleben. El joven, de sólo 15 años, fallecía en la salida de una prueba de la Junior Cup alemana. Terrible desenlace muy similar al que les costó la vida a dos pilotos españoles en Laguna Seca hace unas semanas.

Fin de semana trágico también sobre 4 ruedas. Gravísimo accidente del Justin Wilson en IndyCar, en Pocono. Este ex de la F1 se encuentra en coma después de haber chocado contra los muros de la pista estadounidense. Un domingo más en el que el mundo del motor se ha movilizado para mandar todo su apoyo a las familias y amigos de ambos deportistas, y también para el británico que lucha por su vida. Ojalá que todos los ánimos y apoyo llegados desde todo el mundo, le devuelvan pronto a la consciencia y al asfalto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario