Previa Austria 2015: ¿Qué ocurrió en 2014?

El retorno de la F1 a Austria nos dejó una carrera con luchas tranquilas en pista pero intensas desde la estrategia. Y aquí fuedonde la falta de ambición de unos brindó en bandeja la victoria a otros. Williams pecó de falta de ambición. Era lógico pensar que los Mercedes eran los rivales a batir, pero el equipo británico buscó asegurar dos plazas en el podio para acabar conformándose con una y mirando por el retrovisor para evitar un resultado peor. Con esto no digo que tiraran una oportunidad de ganar, pero está claro que sin presionar a los favoritos no se puede aspirar a vencer una carrera. Bottas y, sobre todo, Massa tuvieron una actitud bastante conservadora para evitar entrar en pelea directa entre ellos y con los Mercedes; y con esa aspiración tan corta, los chicos de la estrella lo tuvieron muy fácil. Es muy probable que no hubiesen conseguido nada con una estrategia más agresiva, pero hubieran aumentado sus opciones de manera sensible.

Rosberg hizo buen uso de su estrategia y de la superioridad de su coche para volver a ganar, mientras que Hamilton realizó una primera vuelta perfecta para lograr un nuevo doblete para su escudería. La plaza que dejaron libre tenía como dueño un Williams y Bottas le ganó la partida a su compañero. Massa, que siempre prepara mejor el coche para la clasificación y que sufrió con las paradas, ha visto como cayo de la 'pole' a la cuarta plaza. Gracias a todo esto, el finés logró su primer podio en F1, y el primero para los Grove en un año en el que sumaron otros 7 más.

Tras las dos parejas que dominaron el fin de semana volvimos a ver a un combativo y guerrero Alonso. Si nos fijamos en su Ferrari, su equipo puede mostrarse optimista, pero no así mirando al de Kimi. Otra vez, problemas para el finés, que por suerte para el español no se repitieron en todo su esplendor. Fernando no hizo mala salida y rodó a buen ritmo a pesar de sufrir algún contratiempo en su coche. No era mala señal su 5ª posición a menos de 20 segundos de la cabeza, pero si lo era que para lograrla tuviera que ir con el cuchillo entre los dientes en cada metro de asfalto. Parecía que daban dos pasos hacia delante después del paso atrás de Canadá, la mejoría no se confirmó en las siguientes carreras. Al menos, miraron, mejor dicho, Alonso miró desde la distancia los problemas graves de Red Bull y contuvo con "tranquilidad" a McLaren Force India.

No hay comentarios:

Publicar un comentario