Previa Brasil 2014: ¿Qué pasó en 2013?

Aunque ya he explicado unas cuantas veces que el supuesto registro de 9 victorias consecutivas de Ascari no es real porque el italiano las logró sin participar en Indianápolis 1953, Vettel despejó todas las dudas sobre su récord con una nueva victoria en Brasil. El alemán lograba subir a lo más alto del podio en las nueve últimas pruebas de 2013 con lo que igualaba (si es que hacía falta) el registro de Ascari, y encima lo hace en una misma temporada. Un año en el que también se colocaba al mismo nivel de su compatriota Schumacher al sumar 13 triunfos en una misma campaña, aunque en esto gana Michael ya que él lo hizo en 2004 después de 18 citas y Sebastian lo conseguía con 19. A estos hitos había que añadir otro más, que sólo tiene Vettel: batía su propio récord de puntos en un año (en 2011 sumó 392) con 397 en 2013. Sebastian puede estar tranquilo ya que Hamilton no podrá sumar más de 391 este año.

La carrera del alemán casi se tuerce en las primeras curvas cuando Rosberg le superaba en la salida, pero poco después recuperaba la primera posición y no la volvería a ceder. Nico si que sufrió: después de caer ante su compatriota, le ocurrió lo mismo con Alonso, con su compañero, con Massa, con Webber y con Button, aunque gracias a las sanciones de los comisarios a algunos de sus rivales terminó 5º.

Alonso volvía a salir bien pero Vettel protegió su posición y Hamilton aprovechó para superar al español. Fernando se sobrepuso a estos primeros momentos y se deshizo de los Mercedes, pero el ritmo de los Red Bull fue demasiado para el asturiano: Sebastian se escapó, y Mark le alcanzó y superó en dos ocasiones. Seguro que con algo de lluvia, el de Ferrari hubiese dado más guerra pero al final el cielo no descargó en Sao Paulo. Ni él ni Felipe lograron su objetivo de superar a Mercedes y los alemanes finalizaron como subcampeones de constructores.

La otra plaza del podio se la llevó Webber en su última carrera en la F1 que además conseguía igualar su mejor posición final (3º) en el mundial de pilotos como ya ocurrió en 2010 y 2011. Buena carrera del australiano que, junto con Alonso, nos regaló una buena lucha.

Otros que se despiden (de sus escuderías) como Massa y Pérez cuajaron una gran actuación, pero en el caso del brasileño deslucida por una sanción un tanto discutible de los comisarios. Por delante de ambos terminó Button, que desde el principio demostró tener un gran ritmo y conseguñia el mejor puesto para McLaren en 2013. Y detrás de todos ellos vemos a Hamilton, que a pesar de llegar a soñar con arrebatar el podio a Alonso sufrió un pinchazo al chocar con Bottas y, encima, ser sancionado por ello en otra decisión muy polémica de dirección de carrera.

Hulkenberg terminaba 8º y cerraba el año entre los 10 primeros después de puntuar en 6 de las últimas 8 carreras. Un buen papel que le servía para seguir aspirando a un asiento en un equipo puntero. Mejor coche ya tiene asegurado el último hombre que puntuaba en Brasil: Ricciardo volvía a justificar la decisión de Red Bull de darle el coche de su compatriota al contener a Di Resta, que no pudo despedirse de la F1 con otro punto.

Decepcionante papel de Lotus con el abandono prematuro de Grosjean y los problemas de Kovalainen que han firmado el único fin de semana sin puntos de todo el año; y peor todavía de Williams con sus dos pilotos involucrados en todos los incidentes. Por detrás todo quedó igual: Marussia superó a Caterham para evitar el farolillo rojo y afrontar 2014 con el paso de los motores Cosworth a los Ferrari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario