Gp Italia 2014: Alonso y Red Bull se estrellan contra la armada Mercedes

Para encontrar el primer F1 con motor no-Mercedes de la sesión de clasificación en Monza tenemos que irnos hasta la séptima plaza y esperar 1 segundo y 321 milésimas para esperar a que llegue el Ferrari de Alonso. A los esperados bólidos de Hamilton y Rosberg, y los Williams, se han unido a la fiesta los dos McLaren. Por poco más de una décima Magnussen y Button les han fastidiado al español y a Vettel la posibilidad de salir juntos en tercera fila. Ambos tendrán que hacerlo en la cuarta, por delante de un decepcionado Ricciardo y un exultante Pérez. Cabía esperar que Lewis y Nico se sacasen la foto con uno de los chicos de Grove, pero el monopolio de las tres primeras filas para Mercedes, Williams y McLaren no era algo tan esperado. 

Los dos líderes del campeonato volverán a salir muy cerca en una pista en la que hay muchos puntos conflictivos y los demás, a intentar ganar posiciones y esperar que los más rápidos pequen otra vez de precipitación. Es la única baza que podrán jugar para soñar con un podio que tiene cuatro aspirantes claros a las tres plazas en el cajón: los dos Mercedes y los dos Williams. Su velocidad punta es un factor clave que les permite ir algo más cargados aerodinámicamente que los que no tienen esta prestación pura, lo que les permite conservar la supremacía en recta, y también en curva. Si en clasificación han tenido una ventaja enorme, la diferencia puede crecer aún más en carrera. Será difícil que Bottas o Massa inquieten a Lewis o a Nico así que la lucha más cerrada estará entre los McLaren, Alonso y los Red Bull, que se baten con unas armas muy similares. Lo malo para estos cinco pilotos es que el podio dependerá más de los errores de los cuatro que les preceden que de los suyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario