Ciao Montezemolo

La noticia no ha pillado por sorpresa a nadie. Montezemolo dimite, le echan, se va... el matiz no cambia demasiado lo ocurrido. Después de más de dos décadas al frente de los designios del equipo italiano, el empresario da un paso atrás. Un retroceso obligado y necesario. Ferrari se ha quedado atrás en muchos aspectos después de unos años en los que la F1 ha cambiado de rumbo. La categoría reina del automovilismo en circuito vive una época convulsa y complicada que se le ha atragantado a la escudería con más historia. El presidente es la cabeza visible de un proyecto que va a remolque de los mejores, que no encuentra soluciones efectivas y que ha confiado en los valores tradicionales toda su competitividad.

Montezemolo se va en un año en el que los despidos, dimisiones y rumores son constantes. Del proyecto que se inicio con Alonso en 2010 sólo queda el piloto, su ingeniero de pista, mecánicos y los accionistas, entre los que se encuentra la familia Ferrari. Poco tiene que ver aquel equipo con el actual, pero ni con tanto cambio se ha alcanzado la eficacia. Tampoco creo que el adiós de su presidente sirva para mucho si no viene acompañado de una auténtica revolución en el equipo técnico y de una enorme reducción de directivos. En Maranello sobran cargos y faltan muchas cosas: ideas, una estructura eficaz, pero también humildad. Ser el mejor equipo durante muchos años no garantiza serlo para siempre. 

El paso dado por Montezemolo era necesario y quizá no llegue a tiempo pero ya se sabe que "nunca es tarde si la dicha es buena". Aunque no sea la pieza fundamental que vuelva hacer funcionar el engranaje de la 'Scuderia', es la más visible, y eso puede repercutir de forma directa en todo el equipo. Queda conocer si la llegada, primero de Mattiacci, y ahora de Marchionne, es algo definitivo o algo temporal ante la incorporación de un nuevo grupo de directivos. Estos cambios no deberían trasladarse a los pilotos pero no podemos obviar que, en un ambiente tan enrarecido por las despedidas e incorporaciones, pueden pensar que su futuro está lejos de Ferrari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario