Previa Gran Bretaña 2014 II: ¿Qué pasó en 2013?

La de 2013 fue de esas carreras que crea afición a la F1 a pesar de vivir un capítulo más de la telenovela de enredos que protagonizó Pirelli. El episodio comenzó con un trágico suceso para Hamilton cuando lideraba con comodidad la carrera. Su neumático trasero izquierdo estallaba y le obligaba a pasar por el garaje. Pocos segundos después le ocurría lo mismo a Vergne y a Massa. Los tres se iban hacia atrás y con sus coches dañados.

El gran beneficiado de esta situación fue Vettel, que veía como se le ponía a tiro una nueva victoria, y con sus rivales lejos del podio. Pero toda la suerte que tuvo en esas primeras vueltas le abandonó a 11 giros para el final y su caja de cambios le obligó a despedirse de la carrera y sumar su primer cero de la temporada pasada. El primer (lógico) piloto que ganó con el adiós de Sebastian fue su compatriota: Rosberg copió la estrategia de Alonso, y entró a cambiar sus neumáticos cuando salió el coche de seguridad para retirar el monoplaza del líder de Red Bull. Junto a Nico y Fernando, el único que hizo esta estrategia fue Webber; y se demostró que sus tres ingenieros de pista ganaron la partida a todos los demás, sobre todo al de Kimi. Rosberg mantuvo la posición, y australiano y español dieron un recital de adelantamientos con unos neumáticos más nuevos que sus rivales y enmendaron en las últimas vueltas lo que perdieron en una nefasta salida de ambos.

Ferrari dio un paso atrás con su coche y sufrió con una mala salida de Alonso y el accidente de Massa. Sus dos pilotos lo han dado todo pero, la buena gestión de carrera y una acertadísima estrategia, es lo que les hizo terminar en 3ª y 6ª posición. Los de Maranello se llevaron un tirón de orejas que no les hizo reaccionar. A pesar de lo acertado de sus decisiones en carrera, hay que dejar claro que si Fernando y Felipe lo hubiesen hecho mal, el primero no hubiese alcanzado el podio ni el segundo hubiese logrado remontar.

Las últimas vueltas fueron impresionantes, con mucha lucha en pista y un nuevo capítulo de los misteriosos reventones de Pirelli. Pérez repetía problemas en el neumático tras el sufrido el sábado cuando iba a ser superado por Alonso, y volvía a recordarnos que algo raro pasó con sus ruedas y alguno de los pianos de Silverstone. Lo cierto es que, a todos los que nos hartaba el tema Pirelli, los días posteriores a Silverstone nos deparararon unas jornadas llenas de morralla.
Así que, como sabemos cómo quedó el tema del proveedor, quedémonos con el gran espectáculo ofrecido por los equipos y pilotos que no se han rendido, y que han conseguido un gran resultado. Ya he hablado de algunos, pero no me quiero olvidar de Di Resta, que recuperó 12 posiciones para puntuar; o de Hulkenberg que ha vuelto a sumar un punto para Sauber. Y lamentar que las dos escuderías locales por tradición e historia, McLaren Williams, realizaron un triste papel sin sumar ni un punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario