Previa Austria 2014: Qué paso en... ¡2003!

La carrera de Austria vuelve al calendario después de estar en él en 26 ocasiones, la última en 2003. Lo hará en el mismo escenario, en un circuito que es conocido por múltiples nombres: Österreichring, Spielberg, o A1-Ring; y al que ahora hay que sumar otra denominación: Red Bull Ring. La escudería austriaca adquirió la pista en 2009, y aunque en principio se plantearon ampliar el trazado aprovechando la cuerda del antiguo Österreichring, al final no se hizo la obra y la pista será exacta a la que acogió la carrera de 2003. Lo que si ha cambiado es el edificio principal, que acoge los garajes y otras salas, que ahora es más amplio y moderno.

En el inicio de aquella temporada, Ferrari vivía de las rentas de su magnífico F2002 que sólo dejó escapar 2 victorias. Con este monoplaza, Schumacher y Barrichello disputaron las 4 primeras pruebas de 2003 y, aunque Michael logró vencer en Ímola, su rendimiento estaba por debajo de rivales como el McLaren de Kimi, el Williams de Montoya e, incluso, el Renault de Alonso. El finés llegó como líder a Austria a pesar de las dos victorias consecutivas del 'kaiser', el español llegaba tercero en el mundial después del histórico podio en Montmeló, pero el colombiano seguía con su dubitativo inicio de año, que le penalizó en su lucha por un mundial que pudo ganar.

La última cita, hasta la fecha, de la F1 en Austria estuvo llena de incidentes durante todo el fin de semana. Alonso y Webber tuvieron que salir desde el 'pit lane' y la carrera, prevista a 71 vueltas, se redujo a 69 giros después de dos salidas en falso que se cobraron dos víctimas: Frentzen y Verstappen, aunque este último pudo rodar unos metros. Schumacher mantuvo su 'pole' a pesar de la presión de Montoya y Barrichello intentaba acercarse para lograr el primer doblete de los de Maranello pero la locura llegó a los garajes.

Primero para el brasileño, que perdió mucho tiempo por un problema con la manguera de combustible; y después para el germano, que además de dejarse muchos segundos por el camino, casi arde en su parada. La carrera se ponía complicada para el campeón, pero en una vuelta, en apenas un par de curvas, mientras adelantaba a Raikkönen veía como el motor BMW del Williams de Montoya decía basta. Por su parte, Rubens superaba a Button y se colocaba tercero. Aunque habría más paradas y cambios, el orden del podio ya estaba decidido. Los dos Ferrari volverían juntos al cajón, pero no como 1º y 2º, algo que no conseguirían en toda la temporada; y Kimi, seguiría como líder unas semanas más, aunque ya, con sólo dos puntos de ventaja sobre Schumacher.



La arriesgada y obligada estrategia de Alonso había funcionado gracias al coche de seguridad que salió en las primeras vueltas, los problemas de sus rivales en las paradas y abandonos como el de Montoya. Llegó a rodar quinto, y tras su único repostaje ocupaba una prometedora octava plaza pero su motor dijo basta en la primera curva, algo que provocó que todos los pilotos tuvieran que cambiar su trayectoria en esa zona para evitar los restos de líquido y aceite que dejó el Renault sobre la pista. Hasta el final, poco historia más, salvo ver si se repetían los problemas en las paradas o alguna rotura más de motor. Sólo Barrichello puso un poco de pimienta en las últimas vueltas presionando a Kimi, que aguanto la segunda plaza y, con ella, el liderato del mundial que conservaría hasta Canadá. Una plaza que Räikkönen no volvería a ocupar de nuevo hasta Australia 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario