Gp España 2014: Clasificación

Ricciardo y Bottas, con su tercer y cuarto puesto, vuelven a demostrar que son dos de los pilotos que mejor trabajo están desarrollando en este inicio de temporada. A ellos, se ha unido un renacido Grosjean. Las esperanzas de Lotus se venían algo abajo con el accidente de Maldonado en la Q1, pero, poco a poco, el francés devolvía la ilusión a su equipo. Sus progresos son evidentes, de ahí su plaza por delante de los dos Ferrari. Por delante de este trío, los de siempre. Parecía que Rosberg podía cortar la racha de Hamilton, pero el británico volverá a salir por delante del germano. Tal y como se presenta este año, sólo nos queda esperar que Nico siga en la pelea con Lewis y que en Mercedes no les corten las alas a ninguno de ellos para que podamos vivir un emocionante duelo por el mundial, aunque sea sólo entre ellos. Y se tienen que cumplir ambas premisas porque sería algo muy bonito ver al alemán al nivel de su vecino y que les permitan luchar por cada metro de asfalto. Algo que, de momento, parece complicado, no por las órdenes de equipo, si no porque Hamilton está en un estado de forma impresionante que está dejando sin palabras hasta en su escudería.

El que para su jefe es la mayor amenaza ha sufrido un sesión de clasificación con alguna complicación, pero al menos tiene el consuelo (si es que en estos casos se puede hablar de ello) de ver cómo su compañero ha rendido a su nivel. Si, Alonso saldrá 7º, por detrás de Kimi, pero algo es algo. Los dos Ferrari están a casi dos segundos del ritmo de Mercedes, y han visto como se han colado por delante de ellos un Red Bull, un Williams y un Lotus. Si ese gran paquete de mejoras del que hablaba Montezemolo para Canadá no llega, lo que ya parece imposible se convertirá en una utopía. En Ferrari viven un momento complicado y la forma de afrontarlo determinará su futuro. No parece factible que veamos resultados a corto plazo, aún sigue siendo pronto para dar el año por perdido, pero lo normal es que en Maranello piensen en 2015 o, incluso, en 2016.

Otro que se puede plantear su futuro es Vettel. La estrella que le ha acompañado durante el último lustro parece que le ha abandonado: sufre averías constantes, no encuentra ritmo, se ve superado por su compañero y los rumores de fichajes empiezan a afectarle a él también. Y no hablo del futuro de Red Bull, sólo del de Sebastian. El equipo sí que avanza poco a poco. Progresan y se postulan como mejor alternativa al dominio Mercedes, pero no gracias al tetracampeón. De la noche a la mañana no se ha convertido en un piloto del montón, de eso estoy seguro, pero quizá su nuevo coche no se adapte a él como los anteriores, o puede que necesite un cambio de aires, nuevos retos... Si lo pensamos los espectadores de la F1, ¿qué no se le pasará por la cabeza a él?

No hay comentarios:

Publicar un comentario