Un 20º aniversario muy triste II: Muere Ratzenberger

Después del susto del viernes con Barrichello, el GP de San Marino de 1994 se cobraba su primera víctima el 30 de abril. El "veterano novato" de 34 años, Roland Ratzenberger, se salía de pista en la curva 'Tosa' y, aunque la celula resistía bien el golpe, el austriaco fallecía casi en el acto. La reacción de Senna, que correría la misma suerte al día siguiente, es sobrecogedora.


http://www.ayrtonsenna.de
Ratzenberger, después de disputar numerosas competiciones en Europa y Japón, lograba un asiento en el modesto Simtek Ford. El equipo no había conseguido fichar a sus primeras opciones y Roland, gracias al dinero que había logrado en sus últimas temporadas en tierras niponas, se subía al modesto monoplaza británico. En la primera cita ni consiguió clasifcarse para disputarse la carrera y en la segunda terminó 11º... a 5 vueltas del ganador de la prueba. La lucha por evitar las dos últimas plazas, que no daban derecho a colocarse en la parrilla, estaba muy apretada.

El austriaco, con el coche tocado, se mantuvo en pista para intentar mejorar su tiempo pero el alerón de su Simtek se desprendió. La total pérdida de adherencia lanzó su coche contra el muro a unos 300 kilómetros por hora. Aunque se intentó reanimarlo en pista, el choque había sido demasiado fuerte, y Ratzenberger decía adiós a la F1 y a su vida en Ímola. Después de un terrible susto el viernes y este trágico accidente el sábado, parece aún más increible que viviéramos otra jornada negra el domingo 1 de mayo con los últimos destellos de Senna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario