Baréin 2014: Mercedes pesca con red y Alonso con caña

Lo de Mercedes en 2014 va camino de emular al McLaren de 1988 o al Ferrari de 2002. Su supremacía en la cita de Baréin se presuponía, pero lo visto hoy puede ser un síntoma inequívoco de que el único rival de Hamilton será Rosberg, y el único de Nico será Lewis. No es que se hayan escondido, no les hace falta. Han vapuleado a todos, sin excepción, sin apenas pestañear. Las dos tablas de tiempos de ambas tandas de entrenamientos han dejado al británico y al germano por delante, en este orden, con cinco décimas de ventaja sobre Alonso en la primera y un segundo en la siguiente. Con estos datos sería suficiente para dar a los pilotos de la marca de la estrella como claros favoritos, pero voy a dar dos más: su ritmo con gomas (de cualquier tipo) ha sido muy superior, constante y con menor degradación que sus rivales; y además, en las simulaciones de vuelta rápida no han usado ni la 8ª velocidad, y en las de carrera casi ni la 7ª... tienen mucho potencial en el bolsillo, muchísimo.

Alonso ha firmado un día excelente a pesar de que su equipo ha metido la pata al montar un neumático de cada tipo en el tren delantero de su Ferrari. Acabar tercero es casi como decir que es el primero de todos los demás, los que no son Mercedes quiero decir. Es cierto que las distancias no han sido gran cosa ante rivales como Vettel, Hulkenberg, los Williams o los McLaren, pero no es ningún mal presagio. Sus registros han sido buenos como poca y mucha carga de combustible. Si consigue volver a colocar su coche entre los 4 primeros de la clasificación del sábado tendrá muchas posibilidades de pelear por el podio. Eso si, con tanta igualdad, una décima pueda hacer que pase de tener el podio en su mano a luchar por entrar en la zona de puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario