Baréin 2014: Espectacular

Me ocurre en demasiadas ocasiones, pero "os lo dije". Y esta vez estoy encantado poder hacerlo. Hace casi una semana, después de la carrera de Malasia pedía calma y rebuscaba entre mis reservas de optimismo, y ahora me siento recompensado.

He visto la carrera dos veces y he disfrutado como hacía tiempo que no lo hacía. La alegría no es completa, pero los lamentos (pocos y pequeños) llegarán después. Antes, quiero seguir pidiendo lo mismo, no nos vayamos a pensar ahora que todas las carreras serán tan intensas y espectaculares como esta. Tampoco creo que vivamos el bochorno y aburrimiento de Australia, pero al menos, hemos sido testigos de que esta nueva F1 puede ser tan emocionante, o más, como lo era hasta este año.

Y después de ser lo más comedido que puedo, tengo una retahíla de aplausos y ovaciones. La primera, que espero les haga aflojar, es para Mercedes. El trabajo del equipo alemán ha dado sus frutos, ¡vaya si lo ha hecho! El peor rendimiento de todos los demás, sobre todo de aquellos que esperaban luchar con ellos, no resta valor al gran coche que han creado para ganar este mundial.

Su monoplaza no tiene rival y sus dos pilotos, después de dos citas cómodas para ambos, han peleado en la pista como lo que ya son: aspirante a ganar el campeonato. Hamilton le robó la victoria a Rosberg en los primeros metros. La 'pole' del alemán se diluyó gracias a la buena salida del británico. Pero cuando muchos esperábamos un doblete vulgar, Nico se empeñó en recuperar la primera posición. Nunca se dejó ir demasiado y en cuanto pudo le metió el morro a su compañero, incluso logró adelantarle, pero el campeón de 2008 se volvía a colocar como líder una y otra vez. Lewis, al borde de la legalidad cerró todas las puertas a su vecino de garaje. Una lucha espectacular que espero repitan muy a menudo por el bien de todos.

Y si la guerra entre los hombres de Mercedes nos dejó boquiabiertos, lo visto tras ellos fue otro espectáculo memorable. Fue una lástima que ambos McLaren acabasen antes de tiempo porque en vez de 8 coches optando al resto de posiciones de puntos hubiésemos tenido 10. A pesar de todo vimos a un Pérez que se quitó la espina de las dos primeras carreras. El mexicano, logró superar a su compañero de equipo y, encima, se llevó el podio, que hasta ahora es como ser el primero del resto del mundo. Sergio lo tendrá difícil con un Hulkenberg mucho más regular, pero si cuaja más actuaciones como la de Baréin viviremos muchos duelos apasionantes entre los pilotos de Force India.

Barajados entre ellos están aquellos que, hasta el momento, son la alternativa más consistente para plantar cara a los 4 equipos con motor Mercedes. Son los chicos de Red Bull, que otra carrera más han estado en disposición de alcanzar el podio. Vettel, con problemas durante todo el fin de semana y con el DRS inutilizado durante casi toda la carrera logró un 6º puesto muy luchado, pero el papel más destacado fue para Ricciardo. El australiano nos obsequió con un recital de adelantamientos con un coche que carece de velocidad punta. A punto estuvo de alcanzar a Pérez, pero su 4ª posición es un gran resultado después de un inicio de temporada lleno de contratiempos, sanciones y problemas.

En Williams les falta muy poco para lograr un gran resultado. Tienen velocidad y se están destapando como los grandes especialistas en las salidas. La de Massa en Sakhir, de la 7ª a la 3ª, posición es una de las mejores que he visto al brasileño. Bottas no aprovechó su plaza en la parrilla pero si que demostró un buen ritmo. La degradación que sufren en sus neumáticos les lastró a ambos y se descolgaron de la lucha por el podio. El finés volvió a presionar al brasileño pero, esta vez, Felipe se mantuvo por delante si problemas y Valtteri se tuvo que emplear a fondo para no verse superado por Alonso.

Y llegamos a Ferrari. Con esfuerzo y tenacidad consiguieron superar a algunos monoplazas, y defenderse de otros, pero no es suficiente. Es una lástima que un equipo así dé tanto que hablar por motivos negativos. Los resultados no llegan, las sensaciones son equívocas y todo lo que se observa desde fuera no favorece a que haya esperanza de que la cosa mejore. Kimi lanzando exabruptos por la radio y Alonso levantando el puño al cruzar la línea de meta 9º... algo que no vio el máximo responsable de la 'Scuderia' que hacía rato estaba cambio de Italia. Montezemolo llegó a Baréin para hacer piña con Ecclestone y reclamar una F1 más ruidosa y espectacular..., y le saló el tiro por la culata. La carrera de ayer fue un bofetón en la cara de los de Maranello.

Querían más importancia para el motor y menos para la aerodinámica. Hecho. ¿Pero qué ocurre? La unidad de potencia de Ferrari es lenta y tampoco es que sea un dechado de virtudes de fiabilidad. Si el año pasado nos cansamos de las excusas de otros en torno a los neumáticos, en 2014 me ocurre lo mismo con los que lloran porque no están al nivel de aquellos que sí se han adaptado a la nueva normativa. Por eso, le diría al señor Montezemolo lo mismo que a los demás: que tenga paciencia. Y si eso no surte efecto que piense seriamente si su papel, labor y decisiones son las adecuadas. Si lo hace verá que lleva años equivocándose en muchos aspectos. Ayer condensó en una jornada lo nefasta que es su gestión: exigencias a la FIA a destiempo, un desplante ante su equipo y unos gestos muy inapropiados. A todo ello tenemos que unir que ha entregado un papel demasiado importante a los pilotos y se ha olvidado de que en la F1 actual es igual de crucial el trabajo de ingenieros y diseñadores.

Pero no sólo echo de menos a unos Ferrari en mejores condiciones, también lamento mucho que Sauber se haya descolgado de la clase media de la parrilla; y que Lotus se haya dado tal batacazo. Dos equipos que ayer protagonizaron la escena más espeluznante del día y que, aquí si, me da pie para implorar por un cambio en los morros de los nuevos F1 porque hemos vuelto a aquellos monoplazas que hace 20 años levantaban a sus rivales por los aires. Espero que esta modificación si se tome en consideración porque lo que ayer hizo Maldonado con Gutiérrez fue muy peligroso, por lo que no entiendo como sólo le suman 3 puntos en el nuevo carné, cuando su ahora compañero Grosjean hizo algo muy similar al llevarse por delante a Hamilton y Alonso en Spa en 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario