Oriol Servià y Jaime Alguersuari, los candidatos españoles para la Fórmula E

Hace unas semanas comencé mi relación como articulista para ‘El Imparcial’ con un primer acercamiento a la nueva categoría automovilística que nace este año: la Fórmula E. Desde entonces se han conocido los nombres de todos los pilotos que optan a ocupar los 20 asientos disponibles para esta competición de monoplazas eléctricos, dos de los cuales ya tienen dueño. Como era de esperar, Lucas di Grassi tenía garantizada su presencia al ser el encargado de probar y desarrollar el concepto inicial del nuevo coche. El brasileño correrá para Audi Sport ABT junto con el alemán Daniel Abt, el hijo del patrón de esta escuadra germana.

Así pues, faltan por conocerse 18 plazas, 17 si tenemos en cuenta que el nieto del campeón de F1 Mario Andretti tiene asegurado competir en el equipo que lleva por nombre su apellido, el de su abuelo y, claro, el de su padre y director de la escuadra norteamericana. Entre estos candidatos nos encontramos con una legión de estadounidenses, franceses y británicos, como la única mujer que aspira a llegar a la Fórmula E: Katherine Legge; y dos españoles que, a pesar de su diferencia de edad, tienen bastante en común.

Oriol Servià, que cumple en julio 40 años, es el piloto español con más carreras y mejor palmarés en las diferentes competiciones de monoplazas en Estados Unidos. En 1998 cruzó el charco para competir en las Indy Lights para después dar el paso a la CART (Champ Car) de la que fue subcampeón en 2005 por detrás de su compañero en el equipo de Paul Newman. En esta competición también compartió garaje con Legge, la única fémina que compite con él por un puesto en la Fórmula E.

El equipo del actor (aunque falleció en 2008 siguió llevando su apellido) volvió a confiar en Servià en 2011, ya como piloto de la Indy, y fue su mejor año en este certamen: terminó 4º de la general gracias a sus tres últimos podios en esta competición.

Es curioso que aquel compañero, Sebastian Bourdais, con el que peleó por el título de la Champ Car en 2005 también esté en la lista de aspirantes a conducir un Fórmula E. Pero lo es más que el francés se convirtiese años después de aquella lucha en piloto de F1 con Toro Rosso y que fuese sustituido por otro español porque los resultados no acompañaron al galo.

Ese compatriota que ocupó el asiento de Bourdais fue Jaime Alguersuari. Su participación en el Gp de Hungría de 2009 es historia del automovilismo ya que el barcelonés se convirtió en el participante más joven en una carrera de F1 a sus 19 años, 4 meses y 3 días.

El catalán disputó 46 carreras con el equipo filial de Red Bull, escuadra de la que formaba parte dentro de su programa de jóvenes pilotos después de cosechar muy buenos resultados en campeonatos de karting y monoplazas. Ya dentro de esta potente estructura de promoción logró ganar la F3 británica, lo que le hizo estar en condiciones de sustituir a Bourdais cuando en Toro Rosso decidieron bajarle del coche en medio de la temporada 2009.

Jaime compartió garaje con otro Sebastian, con el suizo Buemi, que también aspira a una plaza en la futura Fórmula E. A pesar de que ambos (sobre todo el español) lograron en 2011 su mejor campaña fueron apartados de las carreras de F1. El catalán, el helvético y el francés no son los únicos pilotos relacionados con Red Bull en el pasado que quieren conducir el nuevo bólido eléctrico: en la lista de candidatos también están Christian Klien y Vitantonio Liuzzi.

Tendremos que esperar para conocer si Alguersuari y Servià forman parte de este proyecto ya que, aunque no hay nada confirmado, hay muchos asientos que pueden estar más que comprometidos: será casi imposible que el equipo indio Mahindra no esté formado por Karun Chandhok y Narain Karthikeyan, dos expilotos de HRT (la desaparecida escuadra española de F1). El también relacionado con HRT Ma Qing Hua tiene muy difícil no acabar en la escudería con el nombre de su país China Racing; y Takuma Sato lo mismo con Super Aguri, ya que en su etapa en la F1 corrió para este equipo japonés y la matriz del mismo: Honda.

Aunque las relaciones no son tan directas, los estadounidenses Hildebrand, Daly y Andretti, como ya he explicado, lo tienen muy bien con dos equipos de su país (Andretti y Dragon) y otro más que casi lo es, ya que Venturi, la escuadra de Leonardo DiCaprio, presenta bandera monegasca, lo que también acerca mucho a los franceses Bourdais, Minassian, Montagny y Tambay que además pueden tener su hueco en la formación gala E-Dams. Y, por supuesto, los británicos Brundle, Collins y Legge tienen pie y medio en los equipos de su país: Virgin y Drayson.

Sin equipos brasileños podríamos pensar que Bruno Senna, el otro carioca que opta a correr en la Fórmula E, lo tiene complicado, pero su insigne y reconocible apellido le da muchas posibilidades de lograr su objetivo. Por ello, aunque seguro que fallo en mis suposiciones, contabilizó 17 puestos (2 ya tienen dueño) ocupados. Los españoles tendrán que pelear por los 3 restantes con los ya mencionados Buemi, el austriaco Klien y el italiano Liuzzi, y los holandeses Christian Albers y Robert Doornbos; todos ellos con experiencia en F1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario