Previa F1 2014 VI: Mercedes y Red Bull ya muestran sus cartas para 2014

Se han hecho esperar, pero los nuevas criaturas de Mercedes y Red Bull ya han sido presentadas. Los más madrugadores han sido los germanos con su W05, aunque durante las últimas horas mostraron muchas fotos del nuevo coche que ya nos hacían vislumbrar su aspecto definitivo. Y los pronósticos no han ido muy desencaminados: se esperaba un monoplaza con soluciones similares a las presentadas por Ferrari en su F14T y así ha sido. De momento, alemanes e italianos son los únicos que han ideado un coche en el que su morro no supera en longitud a su alerón. Lo curioso del Mercedes es que parece que si tenían pensado añadir el famoso apéndice en su morro, pero que al final se lo han pensado mejor. Tanto es así que si lo añadiésemos sería muy similar (salvando las distancias)  al McLaren Mp4-29.

El coche de Hamilton y Rosberg comparte algo más con el Ferrari: esos dos pequeños aletines antes del eje delantero y unas tomas de aire más pequeñas que las de otros rivales, y aunque no lo he podido observar con claridad, también la colocación de un soporte doble en el ala trasera con el escape entre ambos pilares. Además, ambos coches parecen tener una mayor distancia entre ejes que sus rivales y una clara tendencia a buscar apoyo aerodinámica con el flujo de aire que recorre el coche para refrigerar la mecánica y los frenos.

A simple vista, analizando fotos y sin ninguna base fundamentada el Mercedes W05 inspira confianza. El coche que pilotarán Lewis y Nico esta temporada ha levantado muchas expectativas y es que la firma germana celebra numerosos aniversarios que hacen que 2014 sea muy especial: cumplen 120 años participando en competiciones de motor, 80 desde que crearon su primera “flecha de plata” y 60 de su estreno en la F1 con el W196 de Fangio y su victoria en el Gp de Alemania en 1954. Seguro que buscan repetir esos triunfos con Hamilton y Rosberg, la única pareja de pilotos (junto con la de Marussia) que repite en su equipo de 2013.

El RB10 no está tan lejos de rivales como el W05 o el F14T. Es cierto que se une a la gran mayoría de equipos al lucir un apéndice que sobresale por delante de su alerón delantero, pero su longitud, forma y, quizá, su función difieran mucho de lo que han "cocinado" en Sauber, Williams o Force India. Es mucho más corto y más ancho, se estrecha de forma progresiva y es posible que ayude a canalizar el aire bajo el morro para salir en una abertura sobre el eje delantero que iría directamente a la toma de aire situada sobre la cabeza del piloto. Esto último es pura especulación, pero cualquier elemento novedoso en un Red Bull despierta en mi mucha imaginación, y ya sabemos que de eso Adrian Newey va sobrado, y no soy el único que piensa que la nariz del nuevo RB10 puede esconder una especie de "conducto S". Además, dejar esa protuberancia sin pintar con el característico negro de la fibra de carbono hace que el monoplaza gane en estética, y sea uno de los que mejor ha digerido la interpretación de las normas de 2014.

Por lo demás, los austriacos se unen a Ferrari a la hora de no desvelar demasiados detalles en otras zonas de sus coches en estos primeros días de pruebas. Ni Red Bull ni los italianos montan en sus monoplazas las versiones nuevas de sus alerones delanteros y se limitan a adaptaciones de los de 2013. Tampoco da la sensación de que sus difusores y soportes del ala trasera sean los definitivos, pero como repito, me guío por meras observaciones y comparaciones respecto a los coches del año pasado y rivales de 2014 como Mercedes y Force India, que si han llegado con nuevas piezas en estas zonas. Seguro que con el paso de los días nos van sorprendiendo.

Si nos fijamos en su perfil, el nuevo Red Bull difiere de forma radical con el Ferrari y levemente con el Mercedes al mantener su morro mucho más bajo en todo momento. La vista frontal nos engaña porque no hace ver que en su extremo es más alto, pero lo cierto es que no baja de forma tan brusca como otros rivales. Y por último, otra diferencia (al menos de momento), es que no monta los soportes del alerón trasero que si vemos en otros coches, y que "custodían" la salida de los gases del escape. Habrá que esperar a la pieza definitiva para conocer si es que sólo esconden sus cartas o es una apuesta por crear un coche diferente al resto, y que permita a Vettel luchar por su quinto título consecutivo escoltado por Ricciardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario