Previa F1 2014 I: Parrilla cerrada

Con el anuncio de Caterham la parrilla de 2014 está cerrada. Si nos fijamos en la de 2013 sólo Marussia y Mercedes han mantenido a su pareja de pilotos; Red Bull, Ferrari, Lotus, McLaren, Toro Rosso y Williams han cambiado a uno de sus integrantes; y Force India, Sauber y Caterham a los dos. Con las reincorporaciones y novedades la F1 pasa de las 10 nacionalidades del pasado año a 13 en esta campaña.

Kvyat, Magnussen y Ericsson se estrenan, y además introducen varias banderas: la rusa, la danesa y la sueca. Y el retorno de Kobayashi volverá a hacer ondear la enseña nipona en las parrillas de las carreras. Respecto a 2013 sólo desaparece una nación con corredores participantes: Holanda con la despedida de Van der Garde, que será reserva en Sauber. Los cuatro cubren los puestos dejados por Giedo, y también por Webber, Pic y Di Resta. Gracias a ello los alemanes serán legión en la F1 con cuatro germanos en la parrilla: Vettel, Rosberg, Hulkenberg y Sutil; por delante de franceses e ingleses, que este año se quedan por detrás con 3.

Los galos, ya si Pic, son Grosjean Vergne y Bianchi; y los británicos, con Di Resta de vuelta en la DTM, Hamilton, Button y Chilton. El grupo de naciones con dos nacionalidades pierde un integrante con la despedida de Webber, y queda formado por las pareja de mexicanos Pérez y Gutiérrez, y de finlandeses Räikkönen y Bottas. Los australianos se quedan sólo con Ricciardo, al igual que ya estaban los españoles con Alonso, los brasileños con Massa y los venezolanos con Maldonado. A ellos, como ya se puede leer más arriba, se les suman un ruso, un danés, un sueco y un japonés.

Kobayashi es un piloto experto con 60 grandes premios de F1 en los que logró un podio y una vuelta rápida. Su mejor año, 2012, supuso también el de su momentánea despedida. Después de un año integrado en la estructura de Ferrari, con quienes ha disputado carreras de turismos como las 24 Horas de Le Mans, vuelve a la categoría reina de la mano de Caterham que busca en el nipón la experiencia y velocidad que necesitan para consolidar su estructura e intentar dar un paso y pelear con las escuderías de mitad de parrilla.

En uno de esos equipos militará el primer ruso en disputar una carrera de F1: Daniiel Kvyat. El de Toro Rosso es una complicada apuesta de los responsables de Red Bull, que tienen tanto joven talento donde elegir que tener dos equipos en F1 parece que se les queda corto. Viendo sus actuaciones en GP3 es indudable que tiene aptitudes para subirse a uno de los 22 asientos más codiciados del mundo del automovilismo, pero puede que haya sido demasiado pronto. Para ver si nos sorprende para bien o para mal sólo tenemos que esperar.

Los dos escandinavos llegan con tantas o más dudas que su compañero debutante ruso. Ericsson lleva cuatro años disputando carreras de GP2 y sólo ha logrado 3 victorias, y su mejor posición final la ha conseguido en 2013 al terminar 6º el mundial. Si hay un piloto que puede sufrir más o mejorar más que ninguno es él... aunque confío mucho más en que ocurra lo primero que lo segundo.

Magnussen tiene la oportunidad de su vida para confirmar el talento que muchos ven en él y del que tantos otros desconfían. Ganar las World Series de 2013 es su principal aval para dar el salto y pilotar el McLaren de 2014 en F1, pero parece poco ante los méritos que acumulan gran parte de los que ahora serán sus competidores. El danés, al igual que los otros novatos de esta temporada, tiene una opción excepcional para demostrar lo que vale, pero lo tendrá que hacer rápido o puede que la F1 se convierta en un visto y no visto para él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario