Capítulos de Historia XIII: Dorsales V

Senna, con Prost fuera de pista, se convertía en el segundo piloto en
lograr un campeonato con el 27 en su carrocería.
El título de Jody Scheckter con Ferrari en 1979 le dio la última posibilidad de lucir el 1 a los coches de Maranello hasta que Alain Prost llegó en 1990 con su tercer y discutido tercer título bajo el brazo logrado en 1989. El equipo italiano se despedía de su 27 y 28, y curiosamente se lo quedaba McLaren, el equipo campeón del último año de la década de los 90... y, 10 años después de lo logrado por Alan Jones, el 27 volvía a ser la bandera del campeón: Ayrton Senna no dio opción al francés de Ferrari de repetir la polémica del año anterior en Suzuka que le valió el mundial a Prost al no impedir el toque entre ambos, lo que suponía para el brasileño su segundo título.

Sin el color rojo del 5 del coche de Mansell hubiese sido
muy complicado distinguirlo desde lejos del 6 de Patrese
En 1991 Senna por fin pudo sumar un título con el número 1 en su McLaren Honda, vimos debutar a Mika Hakkinen con el 11, a los Ferrari volviendo a identificarse con el 27 y el 28 (lo hicieron hasta 1995) y a Nigel Mansell con uno de los dorsales más recordados de la historia de la F1. El británico llegó a ser conocido por los medios de comunicación de su país como "Red 5" al teñir su cinco de rojo. Podríamos pensar que habría alguna razón oculta para esta variación, pero no era así: lo único que pretendían en Williams era que se distinguiese al coche del inglés del 6 que portaba Riccardo Patrese ya que el casco de ambos era muy similar. Mansell se llevó de calle el título de 1992 gracias a la suspensión activa de los monoplazas de Grove y contribuyó con su victoria a que el 5 (10) sea el dorsal que más veces ha llevado un piloto al convertise en campeón, sólo por detrás del 1 (15).

Damon Hill fue el segundo y último piloto en lucir el 0 en su coche.
La despedida de Mansell en 1993 (que volvió temporalmente para disputar varias carreras en 1994 y 1995) y la de Prost en 1994 condicionaron el reparto de dorsales aquellos años. Ambos dejaron la F1 como campeones y en el equipo ganador lo que propició que el 0 volviese a alinearse en la parrilla de F1 veinte años después de su primera y fugaz aparición: Jody Scheckter lo llevó en su McLaren en dos carreras (Canadá y Estados Unidos) durante 1973 y sin mucha fortuna porque abandonó en ambas citas. Tampoco le fue mejor a Damon Hill en sus 32 grandes premios con el círculo en el morro de su Williams. A pesar de anotarse 9 victorias perdió el mundial de 1994 ante una discutible maniobra de Michael Schumacher que si logró su primer campeonato ese año con el 5 en su Benetton. Ese número fue talismán para Hill, que en 1996 si logró el mundial.

De la Rosa con el Arrows 14 por delante de uno de los Sauber en Montmeló en 1999.
Jacques Villeneuve se convirtió en campeón con el 3 y Hakkinen lo hizo por primera vez con el 8, y llegamos a 1999, con el estreno de dos pilotos españoles con dos dorsales que tienen mucha relación con su compatriota. Marc Gené lucía el 21 en su Minardi, igual que haría Fernando Alonso dos años después con el mismo coche y en la misma carrera; mientras que Pedro de la Rosa y su Arrows mostraban el 14 que ha elegido el asturiano para disputar la temporada 2014, y con el que el catalán logró puntuar al terminar 6º en su primera carrera en la F1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario