Balance 2013 XXVII: Red Bull

¿Qué se puede criticar de Red Bull en 2013? Si atendemos a las cifras que han conseguido, sobre todo gracias al tremendo final de temporada de Sebastian Vettel y, en parte, de Mark Webber, que finalizó el año con algo más de fortuna que el resto. Pero cuidado, porque no es oro todo lo que reluce. Las dudas asaltaron al equipo austriaco cuando comenzó la campaña en Australia porque su trabajo durante el invierno con los nuevos Pirelli dejaba mucho que desear y su rendimiento estaba lejos del que demostraban Lotus y Ferrari. Esta distancia se fue recortando poco a poco, y desapareció por completo con el cambio en la composición de las gomas porque, aunque Mercedes parecía la más beneficiada por esta decisión, ganaron más enteros que nadie.

La otra gran pega que podemos poner es la nefasta gestión que Horner y compañía llevaron con la relación de Vettel y Webber, o mejor dicho, la nula delicadeza que han tenido con el australiano a la hora de privilegiar a su primer piloto. Tanto se les ha ido de las manos que han propiciado que se dude de la buena fe de la escudería con su segundo conductor, que ha sufrido demasiados contratiempos y problemas que no se han repetido en el monoplaza de su vecino de garaje.

Por lo demás, el trabajo de desarrollo del RB9 ha sido fabuloso y estoy seguro de que sin la ayuda extra de Pirelli y la FiA hubiesen dominado también en la recta final del campeonato. Entonces, el análisis es fácil de concluir, con una nota muy superior a la de sus rivales. Que en 2014 repitan tal éxito será complicado, no sólo por continuar con tales registros, también por las dudas que genera el papel que Ricciardo puede cumplir al lado de Sebastian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario