Balance 2013 XXV: Ferrari

Con el título de esta página comprenderéis que dedique a Ferrari unas buenas parrafadas a analizar su año, porque además ha dado mucho de si, tanto para lo bueno como para lo no tan bueno. Este 2013 se ha pasado de la exaltación eufórica a un exagerado victimismo por los vaivenes vividos en Maranello, para acabar en una decepcionante tercera plaza.

A pesar de los evidentes problemas de la 'Scuderia' en las sesiones clasificatorias de los sábados desde que comenzó la temporada, todos esos momentos grises se tornaban en coloridos durante el domingo. Tanto el equipo italiano como Lotus partieron con una ventaja frente a los coches más rápidos de 2013 como eran Red Bull y Mercedes: su rendimiento en carrera era superior gracias a su buen trabajo con los nuevos Pirelli. Su fortaleza en carrera les permitió subir al podio en 4 ocasiones en las primeras cinco carreras y ganar dos de ellas. En aquellas fechas parecía que Alonso podría optar a conseguir su tercer campeonato y Massa volver a pelear por estar entre los mejores, pero todo se diluyo en verano.
El cambio en la construcción y composición de los Pirelli, plegándose así a las peticiones de muchos equipos como Red Bull y Mercedes sumió a Ferrari en una espiral en la que era imposible alcanzar al equipo de la bebida energética y apenas podía luchar con los de la estrella. Pero no sólo culpo a esta circunstancia porque aunque es la mayor responsable en la caída de rendimiento, no es la única. Es cierto que afectó negativamente al equilibrar las prestaciones con sus máximos rivales en carrera y les alejó aun más en clasificación, pero también lo es que su capacidad de reacción ha sido casi nula. Los de Maranello tenían todo su trabajo de desarrollo basado en su conocimiento sobre los nuevos neumáticos, y al volver a los de 2012 sus nuevas piezas no se tradujeron en mejoras.

A todo este cúmulo de contratiempos se ha unido el problema que han arrastrado desde hace años con el túnel de viento y los necesarios cambios que han empezado a afrontar dentro de la estructura del equipo técnico de la escudería. Tampoco ha ayudado la postura de Montezemolo al alimentar los rumores sobre la marcha de Alonso a otro equipo en 2015 con declaraciones bastante desafortunadas y que ha enturbiado la que, hasta hace muy poco, era una estrecha y alegre relación, de la que se ven síntomas de agotamiento. Estos síntomas se agravaron con la despedida de Massa y posterior regreso de Kimi. 2014 puede ser una temporada histórica llena de éxitos o una debacle histórica... en cualquier caso será el inicio de una nueva etapa en Ferrari, estoy seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario