Balance 2013 XXII: Lotus (y Kovalainen)

Cuando publique este artículo sólo me faltarán por analizar el papel de los tres mejores equipos de 2013 y cinco pilotos, así que tengo casi los días justos para cerrar el resumen de esta temporada. Hoy le llega el turno a Lotus, uno de los equipos de los que se esperaba mejoría respecto a la campaña pasada y no ha defraudado. Apenas ha sumado 12 puntos más que en 2012 y ha pasado de los 10 a los 14 podios, pero la sensación es de que podían haber hecho más si no se hubiese modificado las reglas del juego (lease Pirelli) a mitad de año.

Su buen inicio de campaña situó a la escudería cerca del nivel de Red Bull, en la pelea directa con Ferrari y por delante de Mercedes... pero tres capítulos consecutivos les alejaron de estas tres escuadras. El primero tuvo lugar entre Mónaco y Gran Bretaña, el segundo entre Bélgica y Singapur, y el tercero en las dos últimas carreras del año sin Kimi en sus filas. Algunos problemas de fiabilidad, accidentes y un ascenso meteórico de sus rivales acabó con las posibilidades del equipo inglés de alcanzar el subcampeonato. Los problemas financieros y el enrarecido ambiente entre sus responsables y Räikkönen (ya fichado por los de Maranello y quejándose por los impagos de sus nóminas) son dos motivos que han empeorado sus resultados deportivos.

Ya he analizado el buen papel de más a menos del finés y de menos a más de Grosjean, que ha sido el gran responsable de las buenas sensaciones que ha transmitido Lotus este año, pero no me quiero olvidar de otro elemento relevante: el trabajo en pretemporada. El equipo de Enstone hizo un trabajo increíble para adaptarse al principal cambio que había entre 2012 y 2013, que no era otro que los neumáticos. Y vaya si lo lograron... La victoria de Kimi en Australia les colocó en todas las apuestas, pero también en el punto de mira de aquellos que no hicieron tan bien sus deberes durante el invierno como Red Bull y Mercedes. Y ante tales pataletas y los frecuentes problemas de seguridad se optó por beneficiar a los 'malotes' de la clase, y así pasamos de ver como Lotus podía haber luchado por ganar varias carreras a finalizar sin opciones de pelear por ser segundos o terceros en el mundial.

Un gran año para ellos que empañaron por los problemas financieros que atraviesan y por la jugarreta de Pirelli y la FiA, y que puede no repetirse en 2014 si ni Grosjean ni Maldonado aportan lo que tienen que aportar para desarrollar un monoplaza lleno de novedades. Casi me olvido de Kovalainen... El finés llegó en Austin para sustituir a su compatriota en Estados Unidos y Brasil, y aunque en un principio parece que fue la decisión correcta con un buen papel en la clasificación para la cita estadounidense, su ritmo cayó en carrera y no puntuó en ninguna de las dos ocasiones. No creo que la culpa sea de los responsables de Lotus ni de Heikki y es que adaptarse a final de temporada a un coche ya evolucionado y hecho para otros es una tarea muy complicada. No fue brillante pero si correcto. Poco más se puede analizar con el tiempo que le vimos en pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario