Balance 2013 XVII: Pérez y Maldonado

Quería agrupar a todos los pilotos de habla hispana, pero claro, ya he hablado sobre el papel de Alonso y el de Gutiérrez dentro del resumen de todos los novatos del año. Así que sólo me queda hablar de los dos que faltan, y empezaré con Sergio Pérez por haber quedado por delante. El mexicano afrontaba 2013 lleno de esperanzas e ilusiones después de una gran campaña en Sauber en la que consiguió tres podios, finalizar 10º y conseguir fichar por McLaren. 'Checo' no ha tenido en el MP4-28 el arma que esperaba para crecer en la F1, si no un freno a sus expectativas. Sergio comenzó el año acusando los graves problemas de desarrollo del coche de Woking y, salvo en Baréin, apenas consiguió pelear con los de delante. Además, se mostró agresivo en exceso en algunas ocasiones, dubitativo en otras y abatido en casi todas. El monoplaza no ayudaba y tampoco que Button le estuviese ganando la partida, lo que hizo que el ambiente dentro del garaje no fuese el idóneo. A pesar de todo Pérez consiguió reponerse, sobre todo cuando se rumoreaba su salida de McLaren. Que el mexicano es rápido y tiene madera es algo de lo que es difícil dudar, pero si en su nuevo periplo en Force India no logra despuntar puede que este 2013 sólo haya sido el principio de su fin en la F1... pero sinceramente, veo más fácul que 'Checo' siga en este mundillo durante unos cuantos años más.

Pastor Maldonado, campeón de la GP2 en 2010, ha sufrido aun más que el que fuera subcampeón de este campeonato ese mismo año, Pérez. Ninguno de los dos ha contado con un monoplaza competitivo este año, pero el caso del Williams del venezolano ha sido aún más preocupante. Sólo ha conseguido un punto, justo el año después de lograr su primera victoria en la F1, pero él asegura que ha sido un gran año. Es cierto que su coche no le ha dado las herramientas necesarias pero decir que su rendimiento ha sido muy bueno no es tan verdadero. Maldonado se ha superado en muchas carreras, pero en otras hemos visto a un piloto cometiendo demasiados errores y obsesionado por sus resultados. Llegar a Lotus en 2014 me parece un excesivo premio para alguien que se ha escudado en exceso en su mala suerte con el monoplaza de Williams, pero contar con tanto dinero respaldándole y tener tal confianza en sus posibilidades le abrirá las puertas de muchos equipos durante bastantes años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario