Balance 2013 VIII: Toro Rosso

La debacle de Williams ha hecho que la escuadra de Faenza finalice en la misma posición (8ª) que en 2011, pero con menos puntos que entonces, aunque lejos de los buenos datos de 2008 cuando gracias a la victoria de Vettel en Monza se colocaron sextos en el mundial de constructores por delante del equipo madre de Toro Rosso. La moderna estructura heredada de la antigua Minardi ha tenido un discreto papel esta campaña en la que, después de 5 años desde la primera, un piloto de la "escudería B" va a pasar a la "A". Ricciardo ha conseguido mejores registros que un Vergne que no ha puntuado en las últimas 12 citas del año.

El rendimiento de Toro Rosso se ha visto afectado de forma muy negativa por el cambio en los compuestos de los Pirelli a mitad de año y por un claro abandono en la evolución del monoplaza de este año. La escudería italiana afronta su segundo cambio de motorista después de pasar de Cosworth en 2006 a Ferrari en 2007, con los que han estado 7 temporadas. En 2014 montarán Renault, al igual que Red Bull, pero con el añadido de que lo hacen en pleno proceso de sustitución entre los V8 atmosféricos y los V6 turbo. Con la presión de seguir por delante de los modestos de la categoría y pelear por acercarse a Sauber y Force India, en Toro Rosso se enfrentan a 2014 con un piloto novato como Kvyat y Vergne muy necesitado de buenos resultados para no recibir la patada. 2013 no ha sido un mal año pero tampoco brillante ni esperanzador... veremos si el próximo supone un paso adelante o hacia el abismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario