Balance 2013 V: Mark Webber

Después de 217 compromisos Mark Webber ha dicho adiós a la F1 después de unos últimos años llenos de polémica y sensaciones encontradas. El que fue sustituto en 2002 en el asiento de Alonso en Minardi, dio pronto el salto a Jaguar, pero la abandonó en 2005 cuando se convirtió en Red Bull. Allí volvería en 2007 después de dos años en Williams. Desde sus inicios con el equipo de Faenza hasta sus primeras carreras con el equipo de la bebida energética, Mark demostró buenas maneras aunque nunca se ha acercado al rendimiento de los grandes pilotos con los que ha coincidido. Además, se puede decir que la fortuna no es algo que haya acompañado al australiano, y esta campaña es todo un ejemplo.

Webber ha sufrido numerosos problemas mecánicos y extraños "fallos" de sus mecánicos, y por si fuera poco ha tenido a un vendaval a su lado que en Malasia cerró cualquier tipo de especulación saltándose las órdenes de equipo y machacándole. Vettel ha tenido toda la suerte de la que su vecino de garaje ha carecido, y además demostrando que está un peldaño por encima de él. Acabar tercero por detrás del campeón y de un Alonso a gran nivel es un buen premio para una temporada calamitosa para el australiano: accidentes, ruedas que se escapan, gasolina insuficiente, incendios, malas salidas, pit-stops desastrosos... El balance del papel de Mark en su última campaña en F1 está viciado por un tantos fenómenos extraños, pero es algo decepcionante que entre tanto desastre no haya podido devolverle a Sebastian la jugada de Malasia con el famoso 'Multi 21'. Por lo tanto, después de considerar las herramientas con las que contaba y su papel en el equipo, mi resumen es que Webber bien podía haberse ahorrado este año en la F1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario