Balance 2013 III: Los novatos del año

Uno de los novatos de la temporada ha conseguido algo que nadie había hecho: terminar todas las carreras de su primer año completo en la F1. Max Chilton ha logrado un récord pero su rendimiento respecto a su compañero ha sido bastante pobre. Es cierto que Bianchi tuvo la oportunidad de rodar en 9 sesiones de entrenamientos libres con Force India en 2012 y que su condición de piloto de la Ferrari Drive Academy le otorga más experiencia al francés, pero no es excusa para que el británico sólo haya superado a su vecino de garaje en dos sesiones clasificatorias y en 7 de las 19 carreras (casi todas por abandonos de Jules).

Podríamos decir que se puede sentir satisfecho por ser el cuarto piloto que más ha rodado después de los dos hombres de McLaren y de Vettel, y por haber mejorado en la segunda parte del campeonato; pero también decepcionado por soler ser el más lento en las luchas por la pole y ser superado por su compañero y los hombres de Caterham en muchas carreras. En definitiva... un buen papel que puede ser suficiente para que en 2014 tenga una nueva oportunidad.

La peor pesadilla para Chilton estaba a su lado: Jules Bianchi. El francés llegaba avalado por sus buenos papeles en la F3 (campeón en 2009) y en la GP2 (3º en 2010 y 2011), frente a los discretos números del británico; y después de probar monoplazas con mejor rendimiento que el Marussia, y no ha fallado a sus seguidores y a quienes apuestan por él como uno de los pilotos con más proyección.

Su 13ª plaza en Malasia le ha otorgado a su equipo la oportunidad de superar a su rival directo en el mundial de constructores, y sus buenas actuaciones le han permitido volver a tener un asiento en la F1 en 2014, aunque algunos nos quedamos con las ganas de ver ya cómo se comportaría con un coche más competitivo, pero calma, lo haremos en el futuro.

Giedo Van der Garde era el novato más cercano en la lucha con los dos hombres de Marussia y no ha sido tan fuerte cono Bianchi ni tan regular como Chilton, y no ha podido superar a su compañero Charles Pic, con un año más de experiencia. Aunque el holandés ya se había subido al Caterham en media docena de ocasiones en 2012 no pudo con el francés, y es que Giedo no despierta las mismas buenas expectativas de otros jóvenes corredores. No se puede decir que lo haya hecho mal pero tampoco bien y, además, sus resultados han estado condicionados a un pobre rendimiento de su monoplaza.

Esta temporada ha contado con un nutrido grupo de debutantes, y dos lo hacían en equipos con ciertas garantías de poder hacerlo bien. Valtteri Bottas se presentaba como tercer piloto de Williams en 2012 después de haber ganado la GP3 el año anterior, y en 2013 ha tenido la oportunidad de debutar con uno de los peores coches de la historia de este equipo. El finés se tenía que enfrentar a un Maldonado que en 2012 logró una victoria y soñaba con pelear por más, un rival duro ante el que novato ha respondido con mucha fuerza. El primer golpe de Bottas a Pastor llegó en la primera cita cuando se colocó por delante en la sesión clasificatoria, algo que ha hecho en 12 ocasiones (entrando dos veces en la Q3). Valtteri también ha plantado cara al venezolano en carrera y le ha superado en 8 ocasiones, una de ellas llegando en 8ª posición: la mejor de Williams en 2013, por delante de una 10ª de Maldonado. Bottas ha sido rápido y no se ha metido en demasiados problemas, ha demostrado tener potencial cuando el coche y las circunstancias se lo permiten y ha aportado la calma al equipo que se escapaba con la tensión creada por su compañero. Hechos más que suficientes para que se haya ganado su renovación para 2014.

El mejor novato, según su clasificación final, ha sido Esteban Gutiérrez. El mexicano llegaba a Sauber como sustituto de su compatriota Sergio Pérez y después de lograr unos registros "similares" a los de Bianchi: ganó la GP3 en 2010 y fue 3º en la GP2 en 2012. No eran malas credenciales y además se había subido en los test de jóvenes pilotos desde 2009 y también en los entrenamientos libres de la carrera de la India en 2012... pero su compañero ha sido Hulkenberg, quizás el piloto del que más se espera en los próximos años. Esteban sólo ha podido con el alemán en una ocasión en los sábados y cinco los domingos (cuatro si tenemos en cuenta que Nico no pudo competir en Australia). Aún así, Gutiérrez logró en España liderar sus primeras vueltas en F1 y su primera vuelta rápida (es el 2º piloto más joven en conseguirlo), y un buen papel en Japón al ser 7º y sumar sus primeros puntos (6) que le han hecho finalizar 16º en su debut. Su comienzo dubitativo parecía no tener fin, pero en la segunda parte de la temporada hemos visto a un piloto mucho más agresivo y contundente. Y si, las comparaciones son odiosas, y más cuando tu rival y compañero es Hulkenberg, que ha terminado 10º puntuando en más de la mitad de las citas para acabar con 51. Por eso, aunque se podría decir que Esteban ha hecho un trabajo decente y podría contar con otra oportunidad en 2014, lo cierto es que haber tenido a Nico en el garaje de al lado le ha podido costar el puesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario