Balance 2013 II: Caterham vs Marussia

Después de sus tres primeras temporadas (las dos primeras con el nombre de Lotus) el equipo malayo ha cosechado su peor resultado y el ruso (en 2010 y 2011 como Virgin) el mejor. Ambas escuadras entraron en 2010 a formar parte de la F1 después del abandono de Toyota y la ampliación de la parrilla a 12 constructores, lo que dejaba tres huecos libres. El tercero fue para la desaparecida escudería española Hispania Racing Team o HRT. El desaparecido Virgin ocupó la última plaza en su corta historia y el "simulacro" de Lotus (en 2011 Renault también adoptó el nombre para quedárselo finalmente) se impuso y cerró ambas temporadas como "campeón" de aquellos que sueñan con puntuar. En 2012, ya como Caterham y Marussia se impusieron a una herida de muerte HRT que propició que la estructura rusa mejorase los datos de su germen como Virgin. Los malayos cerraron una campaña en la que aspiraban a puntuar salvando los muebles en la última prueba de 2012 con un 11º puesto de Petrov.

Y llega 2013 (con los evidentes problemas de financiación de ambos equipos que buscan evitar correr la misma suerte que la estructura española) y los rusos con su inferior motor Cosworth y dos novatos como pilotos ante una Caterham que sigue con los propulsores Renault y que, al menos, tiene a un Pic que disputó 2012 con su rival directo. Pero sorpresa, Marussia empieza más fuerte que su rival y en la segunda prueba del año (Malasia) Bianchi logra una 13ª posición que será imposible de igualar por sus rivales durante el resto de la temporada. Dos rookies llevan a su equipo a ser décimos por primera vez en su historia y a sus rivales a la undécima plaza, la peor posible este año.

Esta situación coloca a Marussia en una situación única para dar un salto de calidad en 2014: reciben una mayor inyección económica gracias a su posición en el mundial de constructores, abandonan los motores Cosworth para montar Ferrari, la aerodinámica pierde algo de importancia y la ganan los motores, mantienen a Bianchi que es uno de los pilotos con mayor proyección de futuro y además, Rusia acogerá su primera carrera de F1, que a efectos de motivación puede ser un punto más. Es cierto que Caterham también puede beneficiarse de los numerosos cambios de normativa que se dan entre este y el próximo año, pero no tantos, así que si superan a Marussia será una sorpresa.

Creo que después de todo esto queda claro que el balance es claramente negativo para Caterham que finaliza esta "era de los V8" como el último clasificado; y muy positivo para Marussia que, con este resultado y los cambios que se avecinan (en general y en su equipo), está muy bien posicionada para afrontar el 2014 con ilusión y motivación para intentar dar el salto de calidad definitivo que la consolide como escudería de F1. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario