Previa Abu Dabi 2013

La temporada toca a su fin con los dos campeonatos decididos pero con mucho que definir todavía, y lo va a empezar a hacer en Abu Dabi. El ya campeón guarda muy buenos recuerdos de esta pista en la que logró liderar por primera vez el mundial de pilotos, con la puntería de hacerlo en la última cita de 2010. Vettel ya se había llevado la victoria inaugural en 2009, en una prueba intrascendente en la que Button y Brawn GP llegaban como campeones después de Brasil, pero en 2010 todo fue diferente.

Alonso llegaba como líder del mundial con Webber a 8 puntos y Vettel a 15 como máximos oponentes. Hamilton, a 24 del español, 16 del australiano y 9 del alemán, tenía que esperar una carambola casi imposible para ganar el campeonato. Todo pintaba bien para el de Ferrari con su tercera posición en parrilla, pero la carrera iba a empezar a torcerse desde el principio para sus intereses. Una salida muy conservadora le hacía perder una posición y Vettel se escapaba sin que los McLaren de Hamilton y Button opusieran demasiada resistencia. Antes de que esto ocurriera Liuzzi se empotraba contra un  Schumacher trompeado, y algunos pilotos como RosbergPetrov y Alguersuari aprovecharon la salida del coche de seguridad para cambiar sus neumáticos, lo que a la postre sería muy beneficioso para ellos y menos para otros.

Los infortunios para Alonso continuaron cuando su equipo cubrió posición con Webber cuando el de Red Bull entró a cambiar sus gomas después de rozar las barreras del circuito árabe. Este hecho, unido a la estrategia de los hombres de Renault y al Mercedes superviviente fue definitiva. Rosberg se colocó 4º después de las paradas de numerosos rivales, Kubica 5º alargando al máximo su paso por boxes y Petrov fue 6º gracias a la misma estrategia que el germano. El español estuvo detrás del ruso durante 40 vueltas sin conseguir superarlo para pelear por la 4ª plaza que le hubiera otorgado su tercer campeonato. Todo un cúmulo de sucesos y errores que convirtieron a Vettel en el campeón más joven de la historia.

En 2011 todo era vivimos una situación muy similar a la de esta campaña, con un campeonato decidido pero con 4 pilotos luchando por el subcampeonato. Sebastian volvía a brillar con la pole, pero el domingo pinchaba en los primeros metros y entregaba a Hamilton, que superó a Alonso y Button en una carrera sin demasiada historia.

Cuando muchos clamábamos contra una de las pistas más aburridas del mundial llegó 2012. Alonso llegaba dispuesto a presionar a Vettel, que parecía hacer sus deberes firmando la pole, pero su carga de carburante era insuficiente para ser analizada y era penalizado. Su equipo, con el castigo consumado, decide cambiar la relación de marchas del coche del alemán y todo lo que pueden para hacer su monoplaza capaz de remontar desde el fondo de la parrilla, y vaya si lo hizo... La carrera tuvo de todo: choques, abandonos, polémicas y adelantamientos por doquier. Un agresivo Vettel logró remontar en dos ocasiones desde la última a posiciones de cabeza gracias a un rendimiento extraordinario de su máquina, una estrategia impecable, una agresividad extrema y, también hay que decirlo, gracias a que todos los contratiempos de los demás le vinieron de perlas. Al final, victoria para Kimi, que aprovechó el abandono de Hamilton (vaya año que sufrió el inglés), con Alonso presionando en los últimos giros al de Lotus, y con Vettel en el podio después de deshacerse de Button, su último obstáculo.

Con todo ello es fácil suponer que el dominador de estas cuatro carreras en Yas Marina es Vettel, aunque mucho tiene que agradecer a la mala suerte de Hamilton en esta pista, ya que el inglés ha liderado 13 vueltas más que el alemán , pero en 2009 y 2012 tuvo que abandonar por problemas mecánicos cuando iba directo a por ambas victorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario