Singapur 2013: Carrera - De otro mundo

Con coche de seguridad o sin él, saliendo bien o no, con dos o tres paradas... o mil. La sensación que me queda después de la carrera de Singapur es que Vettel tenía la victoria hiciese lo hiciese. Poco más que añadir sobre esto, hoy tenía el mejor coche y su ritmo ha sido insuperable, algo que se demuestra si tenemos en cuenta que aquí ha sumado el tercer gran chelem de su carrera deportiva, y supera a Alonso en número de victorias: 33 de alemán por 32 del español. Ambos, dominadores absolutos de esta pista, han estado acompañados por un Kimi que se ha repuesto de sus problemas de espalda. Han remado a contracorriente y han conseguido superar al otro Red Bull y a los Mercedes.


Alonso ha vuelto a realizar una gran carrera cimentada en una salida espectacular, y a pesar de que todo no salió bien en la primera parada, si en la segunda. Ferrari aprovechó el coche de seguridad provocado por el accidente de Ricciardo para arriesgar con una estrategia que también han seguido otros pilotos, pero que sólo le ha salido igual de bien a Kimi. Tras ellos los dos Mercedes, que tenían posibilidad de haber hecho mucho más y que han visto como sus esfuerzos no han servido para alcanzar el podio, y Massa, que ha cuajado una buena actuación. Webber ha tenido a Alonso como "taxista" y suma su tercera reprimenda de la temporada, lo que le costará 10 puestos en la parrilla de salida de Japón. El australiano se ha sumado a los abandonos de su sustituto y los de Grosjean y Di Resta, lo que ha propiciado que ambos McLaren puntúen. A los de Woking les sabrá a poco después de haber saboreado subir al cajón durante bastantes vueltas. La zona de puntos se cierra con unas modestas, pero consistentes actuaciones de Hulkenberg y Sutil.

Es cierto que no está todo el pescado vendido, pero hay dos hechos que colocan a Vettel como campeón virtual. Aunque no lo parezca, el menos importante de esos dos conceptos son los 60 puntos de ventaja que tiene sobre su inmediato perseguidor, porque lo más destacable es que tiene un coche muy superior en cualquier pista y está pilotando mejor que nunca. También quiero recordar algunas "cosillas" de las que hemos dejado de hablar desde hace meses, y sobre todo de una que ha podido ser la gran responsable de la mejoría de algunos y el estancamiento de otros: el cambio de los neumáticos Pirelli. Pero no diré más, eso es el algo que sabrán los equipos, la FIA y Pirelli; los demás sólo podemos especular y hacer cábalas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario