Capítulos de Historia III: Schlesser y su única carrera en F1

Jean-Louis Schlesser cumple hoy 65 años. Muchos recordarán a este francés disputando y ganando el Dakar, menos le ubicarán en carreras de resistencia, y es difícil que se le asocie con la F1; pero seguro que rebuscando en nuestra memoria lo conseguimos. Viajamos en el tiempo (casi) exactamente 25 años, al 11 de septiembre de 1988. Los dos McLaren habían vuelto a dominar el día anterior y la primera línea de la parrilla de salida era suya. Tras Senna y Prost estaban los dos Ferrari, que querían dedicar una buena actuación a su patrón: Enzo había fallecido el 14 de agosto, y su papel en la carrera en Spa fue decepcionante. Berger y Alboreto estaban obligados a honrar al Commendatore, pero las cosas se ponían difíciles con el dúo de aspirantes al título sin dar ninguna oportunidad a los demás.

Williams no estaba gozando de una de sus mejore temporadas. En el gran premio anterior Brundle sustituyó a Mansell, pero en Monza este papel recayó en un veterano piloto galo que al día siguiente cumpliría 40 años. El anticipado regalo de cumpleaños se le atragantó a Schlesser, que sólo pudo clasificarse para salir en 22ª posición, lejos del tiempo de su compañero de equipo Patrese, que con dos segundos menos en su vuelta lograba salir 10º. El papel del francés, y de todos los supervivientes, mejoraba con los abandonos de los demás, como el de Prost en la vuelta 34.

Ayrton tenía la victoria en sus manos y su único rival había abandonado. El brasileño podía salir de Italia con 13 puntos de ventaja a falta de cuatro carreras para el final. Los de Woking, además, iban a lograr su 12ª victoria del año, buscando el pleno de triunfos, pero el destino guardaba una sorpresa. Cuando Senna iba a doblar a Schlesser a tres vueltas del final, ambos chocaban y se rompía la racha de McLaren y las esperanzas del brasileño de escaparse en su lucha con Prost. Los tiffosi italianos celebraron aquella maniobra, que permitía a Berger llevarse la victoria y a Alboreto ser segundo: un resultado perfecto para dedicar al desaparecido Enzo Ferrari. Jean-Louis cerraba así su única participación en una carrera de F1, sin ningún registro espectacular, pero con mucha historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario