Previa Bélgica 2013 V: No quiero pronosticar, voy a desear

Después de mi fallo tremendo en los pronósticos para Hungría no voy a caer en mi propia trampa. Para Bélgica voy a expresar mis deseos por encima de la lógica. Sé que Red Bull va a tener todo de cara para ganar en Spa, pero deseo que los demás hagan que lo que parece una rutina se convierta en un problema.

Y veo a dos protagonistas con ganas de ponérselo muy difícil a Vettel. No podían ser otros que Alonso y Hamilton después de su mala suerte en 2012 (y en otras ocasiones). El británico sabe lo que es ganar y viene de hacerlo muy bien en Hungría; y el español nunca ha ganado en circuito que le encanta. El problema que pueden tener los dos son sus monoplazas. El Mercedes viene de ganar las dos últimas citas y el año pasado realizó un "buen papel" si lo comparamos con las carreras previas a Bélgica en 2012, pero Spa es un circuito peculiar, y no atinar con la configuración adecuada puede arruinar el rendimiento del coche. En el caso de Ferrari, las dudas están más que fundadas: actualizaciones que no funcionan, regañinas en el equipo, distracciones con los fichajes, problemas (otra vez) con la correlación de datos con el túnel del viento, unos neumáticos no demasiado favorables a sus intereses y, por si fuera poco, temperaturas bajas y posibilidad de lluvias. Los italianos pueden sufrir mucho pero seguro que Alonso quiere triunfar en la F1 en este trazado que se le resiste y, quién sabe, a lo mejor las nuevas piezas funcionan por fin.

Por eso deseo que el español y el británico se repongan del fiasco de 2012 este año, y que puedan con  un Sebastian que tiene todo el viento favorable para poner tierra de por medio con sus rivales. Kimi volverá a estar arriba si no sufre ningún contratiempo en una pista que disfruta y sobre la que vuela como ningún otro. Si su Lotus le ofrece la posibilidad de luchar por la victoria, seguro que la aprovecha. Siempre que los compañeros de escuadra de los cuatro primeros del mundial no se cuelen por el medio o alguno haga alguna salida kamikaze, entre ellos estarán las tres plazas de un codiciado podio. Sé que Alonso tiene todas las papeletas para ser el que se quede fuera, pero mi corazón ferrarista y mis ganas de disfrutar de un mundial más apretado hasta el final me hacen desear que sea el que esté en lo más alto del cajón. Además, parece que le toca desquitarse de todo lo que ha sufrido en esta pista en la que los otros cuatro campeones en activo y su compañero en Ferrari han ganado. Sólo Webber, que se despide de la F1 tendrá una carga emocional tan fuerte para ganar como el asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario