Previa Bélgica 2013 IV: ¿Qué pasó en 2012?








Como reza el dicho: una imagen vale más que mil palabras. Y eso que aquí no tenemos al gran protagonista de una de las imágenes más terroríficas de la pasada temporada. Un desatado Grosjean cortaba el paso a Hamilton y ambos hacían el famoso "afilador". El británico, sin control alguno embestía a todo aquel que se encontró en su camino, y antes de volar sobre Kobayashi, se empotraba contra el coche de Alonso. La última víctima del galo, en un viaje sin alerón delantero y sin apoyo, fue la parte trasera del vehículo de Pérez.

Pero antes de rematar su particular partida de bolas vimos lo más temible cuando el francés pasó sobre el morro del español a sólo unos palmos. Que Grosjean sólo se perdiese por sanción la carrera de Monza parece un chiste después de provocar un accidente que pudo resultar fatal para sus compañeros de parrilla y que dejó a 3 pilotos fuera de combate en la primera curva.

Pero las consecuencias llegaron más lejos. Maldonado (que se saltó la salida) perdió toda esa ventaja al ser embestido por el Sauber de Pérez, y con su Williams tocado abandonó en la cuarta vuelta antes de poder cumplir la sanción por salir antes de tiempo. Como ya he dicho, la montonera afectó al coche de Kobayashi que, aunque resistió el golpe del McLaren de Lewis, tuvo que pasar por el garaje y su rendimiento se vio claramente afectado por el toque. De la Rosa también sufrió por el toque y tuvo que pasar por boxes después de haber hecho una buena salida. Además la parrilla sufrió un vuelvo tremendo ya que sólo tres pilotos (Button, Kimi y Di Resta) de los que salían entre los 10 primeros conservaban posición en esos lugares; Vettel  pasó 12º en el primer giro; y otros ganaron muchísimas posiciones, como Ricciardo, Rosberg y Karthikeyan que ganaron 10 o los 8 puestos que adelantaron Hulkenberg, Vergne, Kovalainen, Schumacher y Senna.

Como era lógico y evidente, el coche de seguridad se mantuvo las cuatro primeras vueltas en pista para limpiar el destrozo provocado por el francés. La pole del sábado conseguida por Button se revalorizaba cada vuelta que pasaba, y más gracias a un combativo Hulkenberg que adelantaba a Kimi y a un Schumacher que, a pesar de superar a Di Resta, no podía acercarse al ritmo de Jenson. Pocos podíamos imaginar que Vettel conseguiría ser la única amenaza (lejana eso si) al liderazgo del inglés desde la 12ª plaza que ocupaba el alemán en la quinta vuelta. Pero el de Red Bull realizó una de las mejores remontadas del año para recortar la distancia sobre Alonso y distanciarse de Hamilton, ambos fuera de pista. Además, gracias a un gran adelantamiento en la chicane previa a meta sobre Webber, se aupaba a la segunda posición en el campeonato en detrimento de su compañero.

Por lo demás, aunque fue una carrera coja por la ausencia de dos aspirantes a la victoria como Alonso y Hamilton, vivimos una carrera entretenida gracias a los diferentes conceptos que manejaban los diferentes equipos. Aquellos que disfrutaban de un buen apoyo aerodinámico adelantaban a los que apostaron por una mayor velocidad punta y les devolvían la jugada en la recta de Kemmel. El mejor ejemplo lo tuvimos con la lucha entre Räikkönen y Schumacher (dos de los dominadores en Spa), que tuvo su momento álgido en el adelantamiento del finés al germano que repaso aquí.

Así llegamos al final, con un Button que conservó la primera posición de principio a fin; un Vettel que remontó de forma contundente; y un Kimi que luchó por estar en el podio. Y con unas buenas actuaciones de los pilotos de Force India y Toro Rosso que aprovecharon una carambola para meterse en los puntos y batiendo a rivales con mejores coches. Massa tuvo una carrera con muchos intervalos pero logró quedar por delante de Webber y de los Mercedes. Los coches alemanes sufrieron demasiado en una pista que se les antojaba favorable: Rosberg ni puntuó con cinco coches fuera de carrera entre los que salían por delante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario