Previa Gran Bretaña 2013 III: ¿Qué pasó en 2012?

La carrera del último Gp de Gran Bretaña se empezó a decidir en la jornada de clasificación. El sábado se esperaba lluvia y ésta no faltó a su cita con Silverstone. La Q1 empezó con mucha agua, pero la pista se fue secando algo y nos dejó el primer eliminado ilustre: Jenson Button saldría 17º y se volvía a quedar sin opciones de subir al podio en su país. La lluvia volvería a arreciar en la Q2, tanto que se tuvo que interrumpir durante una hora. En su reanudación dijimos adiós a los dos Sauber y a Nico Rosberg. Y llegó una emocionante Q3 en la que Webber y, sobre todo, Alonso estuvieron un paso por delante de sus rivales. El español firmaba así su 22ª pole tras una larga sequía, ya que la anterior se la anotó en septiembre de 2010 cuando consiguió su único grand chelem en Singapur.

El domingo amaneció lluvioso, pero a la hora de la carrera la pista estaba seca. Aun así, la batalla volvió a girar entre el asturiano de Ferrari y el australiano de Red Bull. Una buena salida de ambos dejaba sin opciones de atacar las posiciones de cabeza a Schumacher, Vettel ni Massa, que comenzaron escoltando en la distancia a los dos aspirantes a la victoria. Michael perdía fuelle con rapidez y las 4 primeras posiciones se repartieron entre la escudería italiana y la austriaca.

Lejos de las posiciones de privilegio Maldonado volvía a hacer de las suyas y dejaba a Pérez fuera de carrera, que junto con Di Resta (que abandonó en la 2ª vuelta después de un incidente en las primeras curvas) y Petrov (que no pudo salir), fueron los únicos en no cruzar la línea de meta.

Los dos primeros tramos de carrera fueron solventados con nota por Alonso, que mantuvo el liderato con cierta comodidad, pero todo cambió cuando el Ferrari montó los neumáticos más blandos. En apenas 7 vueltas la ventaja del español se esfumó y Webber le adelantó a 4 giros de la bandera a cuadros.

Una merecida victoria del australiano que la peleó hasta el final ante Alonso, que dio todo lo que pudo con un Ferrari que sufrió demasiado con uno de los tipos de gomas, pero que consiguió salir como líder. Vettel cuajó una discreta pero correcta actuación, al igual que Massa, y los dos hombres de Lotus. No se puede decir lo mismo de McLaren que sufrieron para puntuar, con un Hamilton que llegó a liderar la carrera: todo un espejismo; y un Button que pescó gracias al toque con Maldonado y Pérez al inicio, y a un error de Hulkenberg cuando ya tenía el punto en el bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario