Previa Canadá 2013 III: ¿Qué pasó en 2012?

La F1 llegaba a Montreal con la posibilidad de alcanzar un registro inusual: ver 7 vencedores diferentes en las 7 primeras pruebas del mundial. Hasta el 10 de junio de 2012 habíamos visto ganar a Button, Alonso, Rosberg, Vettel, Maldonado y Webber. Y la sesión de clasificación nos dejó abiertas todas las puertas a esta posibilidad: 12 pilotos estaban a menos de un segundo del tiempo de la pole (contando con los tiempos de la Q2) que se llevó Vettel, por delante de Hamilton y Alonso, que no pudieron cuestionar el ritmo del Red Bull. Una buena jornada de sábado también para De la Rosa, que logró superar a su compañero de equipo y a los dos Marussia para salir 21º: la mejor posición de toda la temporada.

La igualdad en parrilla se tradujo en una salida limpia y sin incidentes que mantuvo inalteradas las 4 primeras posiciones durante 15 vueltas. Pero con la primera parada en boxes se desataron las hostilidades. Vettel lideraba la carrera y fue el más rápido en entrar del trío de cabeza, seguido por Hamilton y Alonso, que consiguió colocarse por delante de sus dos rivales, aunque el británico logró adelantar al español. Desde entonces, casi 30 vueltas hasta que llegó el momento decisivo de la cita canadiense.

A 20 giros para el final el de McLaren realiza su segunda parada para colocar su tercer juego de neumáticos. Aunque tuvo algún ligero problema en sus dos pit stop Hamilton consigue salir 3º, sólo por detrás de sus rivales directos. Los de Woking pensaban que, primero Vettel y después Alonso, copiarían a su piloto, pero no fue así. Y el temor se apoderó del garaje británico porque temían que el campeón de 2011 y el líder de la clasificación de 2012 pudiesen ir a una sola parada.

Pero el miedo va por barrios. En McLaren empezaron a ver que su estrategia era la correcta y que ni Vettel ni Alonso eran rivales para Lewis. Hamilton y su equipo se relamían, y a 8 vueltas del final recuperaban el liderato. Como también se relamieron de gusto Grosjean y Pérez que se podían llevar un podio inesperado, pero muy trabajado. Las alarmas saltaron en Ferrari y en Red Bull, pero las decisiones fueron distintas: el alemán cambió neumáticos y el español no. En aquel momento la decisión era complicada y difícil de analizar, pero lo que está claro es que Vettel logró salvar los muebles y acabó 4º por delante del asturiano. Aunque parezca algo insignificante, si el resultado se hubiese dado a la inversa el campeón de la temporada 2012 de F1 hubiese sido Fernando Alonso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario