Previa España 2013 III: En 2012 Hamilton sin gasolina y Pastor hace historia

Empezamos con el sábado. Una extraña jornada de calificación la del GP de España en 2012. Aunque en un primer momento no nos extrañase que Bruno Senna cayera en la Q1, si ocurrió unos minutos después. Si que fue más raro observar alguno de los eliminados en la Q2: Button, Massa y Webber. Y llegó la Q3 para hacer de esa sesión una de las más locas del año pasado: entendimos que Webber no entrase en la última ronda cuando Vettel ni siquiera marcó tiempo en la Q3, pero nos sorprendimos un poco cuando Alonso marcó el tercer tiempo, algo más (aunque con este hombre todo es posible los sábados) con la pole de Hamilton y un mundo con el 2º puesto de Maldonado... ¡su compañero en Williams fue 18º!

Pero, ya lo decía antes, con Hamilton todo es posible durante un sábado. Y el británico pasó del cielo al infierno en segundos: su equipo no le había puesto suficiente gasolina para llegar a boxes con un litro de carburante (algo que exige la FiA después de que les pasase lo mismo en Canadá 2010), lo que significó su descalificación, o lo que es lo mismo, de salir 1º a 24º. Maldonado y Alonso estaban en primera línea, escoltados por los dos Lotus en la segunda fila.


Y llegó el domingo y con él, una nueva excepcional salida de Alonso. Se repetía lo ocurrido en 2011. El español lideraba la carrera de casa, pero esta vez no le acabaría doblando el ganador de la carrera, e incluso podía serlo él. Pero el ritmo del venezolano de Williams no caía. Maldonado no buscó adelantar en pista al Ferrari, y tampoco en la primera parada para cambiar neumáticos. Su equipo y él esperaron a la segunda, y lo consiguieron, incluso a pesar de un pequeño error con una rueda. El que tuvo más problemas con una tuerca fue el HRT de Karthikeyan, que tuvo que abandonar en la vuelta 22.

Antes de aquello, la otra imagen de la carrera la dejaron Schumacher y Senna. El alemán se llevó por delante al brasileño, y aunque habrá muchas interpretaciones, el mayor porcentaje de culpa lo tuvo el de Mercedes. Aunque los comisarios le sancionaron con 5 posiciones de pérdida para la siguiente carrera (lo que le hizo perder su pole en Mónaco) Schumi se permitió tildar a Bruno de "idiota" después de embestirle.

Después de la segunda tanda de paradas en boxes Alonso apretó a Maldonado, pero antes del siguiente paso por los garajes el venezolano consiguió una buena renta que le permitió mantener el liderato sin problemas. Pic Pérez, con problemas, abandonaron, mientras Hamilton y Vettel se dedicaban a adelantar, y Massa y Webber a ser adelantados. Kobayashi, sin dar mucho ruido, y gracias a unos adelantamientos al límite en las primeras vueltas se mantenía 5º, y los Lotus empezaban a dar miedo a los líderes de la carrera.

A pesar del buen ritmo de los Lotus, las cosas no cambiarían en el último tramo de carrera. Alonso volvía a presionar a Maldonado, pero con el paso de las vueltas el de Williams consolidaba sus opciones para que su equipo volviese a ganar una carrera 8 años después. Grosjean estaba lejos pero Räikkönen estuvo cerca y con un par de vueltas más hubiese sido capaz de superar a Alonso, e incluso a Maldonado.

Pero al final, todo quedó como estaba, y Maldonado conseguía la primera victoria de un piloto venezolano en la F1. Alonso se volvía a quedar con las ganas de triunfar con Ferrari en España y los Lotus seguían mostrándose muy competitivos. McLaren volvió a perder una gran oportunidad para Hamilton y Red Bull seguía con su titubeante inicio de temporada. Y atrás, muy atrás, Pedro de la Rosa conseguía acabar otra carrera con la ya desaparecida HRT después de mucho esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario