Previa China 2013 II: 2012 frente a 2013

A pesar de que muchos pensaban que la temporada 2013 sería un calco de la 2012, no es así, y en China nos espera un nuevo capítulo que demostrará que lo que vimos en Shanghái el año pasado y lo que veremos este fin de semana no tendrá demasiado en común.

Empecemos por analizar lo que puede pasar en la sesión clasificatoria del sábado, y sus parecidos con la del pasado año. Los inicios titubeantes de Mercedes en 2012 se disiparon en China con una primera línea de parrilla histórica que ponía en bandeja la victoria para Rosberg o Schumacher, gracias a la sanción que retrasaba a Hamilton a la 7ª posición. Los McLaren cumplían, pero no así Massa y Vettel que se quedaron en la Q2 gracias al buen papel de los Lotus y los Sauber. Pero está claro que no estamos en la misma situación.

El dominio de McLaren en las tandas de los sábados de la pasada campaña se ha trasladado por completo a Red Bull, y Vettel volverá a ser candidato a conseguir la pole a pesar de que su coche adolecerá de los mismo que el año pasado: les falta velocidad punta. Los de Woking sufrirán para llegar a la Q3, pero tendrán más garantías de conseguirlo que en Australia y Malasia. Mercedes ya se comportó bien en 2012, y lo volverá a hacer; pero quienes pueden obtener un buen rendimiento comparativo son Lotus, Ferrari y Force India. Son conjeturas y apuestas, pero creo que se nos presenta una de las poles más igualadas de la temporada.

El trazado chino es muy exigente con las mecánicas y los neumáticos, y si alguien tiene la oportunidad de escaparse del pelotón tendrá mucho ganado, siempre que el clima no haga de las suyas. Con unos motores más que probados hay que centrarse en el rendimiento de las gomas. Shanghái tiene varias curvas larguísimas, peraltadas y grandes rectas; el peor escenario para predecir su comportamiento, y este año aun más.

Las características del circuito hacen que sea muy peligroso cuando se abandona la trazada ideal. Ya vimos a Alonso perder el tren de la lucha por el podio en 2012 al intentar adelantar a Maldonado por donde no se podía. Este 2013, la intensa degradación de los Pirelli, puede propiciar que las 'bolitas de goma' causen muchos más problemas aun.

Otro elemento a tener en cuenta es la climatología, aunque este año parece que será bastante benévola. No se esperan lluvias en ningún momento, pero la temperatura no será muy alta en el ambiente ni en la pista: las máximas rondarán los 20ºC y la nubosidad (y la polución) impedirán que el Sol caliente demasiado el asfalto.

Pirelli cree que la degradación será menor que la vista en Malasia, pero veo pocos valientes que se atrevan con dos paradas. Aunque, como ya pasó en 2012, aquellos que se decanten por esta última estrategia tendrán la victoria en su mano, y también el fiasco: Rosberg ganó y Vettel remontó a pesar de que sufrió, pero Kimi cayó de la 2ª a la 14ª posición en tres vueltas en la única carrera que no anotó puntos en la pasada temporada.

Ahora me toca tirarme a una piscina que no tiene demasiada agua y arriesgar para hacer unos difíciles pronósticos. El principal candidato para liderar la parrilla de salida volverá a ser Vettel, pero puede tenerlo más difícil que en las carreras precedentes. ¿Y quiénes le pueden arrebatar la pole? Los mismos que el año pasado brillaron pueden volver a hacerlo: Rosberg, Hamilton y Räikkönen; y a ellos se les pueden unir unos Ferrari que parece lo pueden hacer bien en esta pista.


¿Y en carrera? Si los Ferrari no se quedan muy atrás en parrilla, son los principales candidatos a luchar por  la victoria junto a Lotus y Red Bull. No descarto por completo a los Mercedes, ya que a ambos pilotos se les da muy bien este trazado y su coche puede tener mejores condiciones para ganar en China. Por lo demás, espero ver a McLaren ganando competitividad y que Force India no desperdicie su potencial en fallos de estrategia o en boxes. En 4 días empezaremos a salir de dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario