China 2013: Análisis de los libres 1 y 2

Si hay algo que nos ha quedado muy claro a todos es que la polémica sobre el rendimiento de los Pirelli puede vivir uno de sus capítulos más extremos en Shanghái. Al contrario de lo que se esperaba, quienes menos han sufrido en las tandas largas han sido los Mercedes, a pesar de que hemos observado como las gomas de Rosberg y Hamilton se desintegraban con el paso de las vueltas. Ambos pilotos han mostrado un buen ritmo y una degradación aceptable en sus neumáticos, pero sin perder competitividad a una vuelta. El equipo alemán trae novedades, no muy apreciables a simple  vista, que parece que han dado buen resultado.

Vamos a dejar de lado la polémica generada en Malasia por Vettel y compañía para analizar lo que pueden conseguir este fin de semana. Red Bull no ha exprimido en demasía a sus monoplazas y se han dedicado a descubrir el punto en el que la usura de los neumáticos llega a ser desastrosa. En 2012 ya tuvieron problemas, y no es muy descabellado pensar que este año también los tengan. Aunque son candidatos a la pole, con dificultades, está aún más complicado que luchen por ganar la carrera. También es cierto que han despistado mucho, sobre todo con el coche del alemán, que no ha ensayado todavía una vuelta rápida con las gomas blandas.

Ferrari ha mostrado la cara y la cruz de la jornada del viernes. Massa ha sido el más rápido y han estado arriba en ambas sesiones sin despeinarse, pero en las simulaciones de carrera han evidenciado que el trazado de Shanghái se merienda las ruedas de los italianos. Su ritmo es muy bueno en las primeras vueltas de cada juego de neumáticos, pero cae estrepitosamente, y la evidencia es que (hasta ahora) son más lentos que Mercedes, Red Bull y Lotus, y con diferencia. 

Los Lotus han estado perdidos, pero no creo que tengan problemas para hacer un buen papel en China. Algo que también puede conseguir McLaren después de probar algunos ligeros cambios en su monoplaza. El problema para Button y, sobre todo, para Pérez es que han sufrido muchos sobresaltos. Pero gracias a ellos hemos podido ver que los Pirelli no permiten muchos errores. El mexicano ha visitado la grava en varias ocasiones y el inglés ha reventado un neumático después de un bloqueo en una de sus ruedas delanteras. Así que mucho ojo al desgaste extremo de los Pirelli y a lo poco que toleran los 'planos' en sus gomas (la frenada de la larga recta puede dar mucho de qué hablar este fin de semana). Es cierto que la pista irá mejorando, pero el inusual calor que estos días se vive en Shanghái ha trastocado algo las previsiones del proveedor de neumáticos, y es posible que vuelvan a ser el ingrediente que más sabor aporte o reste al menú de la F1 este fin de semana.

Así que después de una jornada de entrenamientos libres bastante ligera y con pocas cartas sobre la mesa sigo manteniendo que los Red Bull aspiran a sumar una nueva pole, aunque lo tendrán más complicado que en Malasia y Australia, y puede que Ferrari, Lotus y Mercedes les den una sorpresa. Sin embargo, son estos últimos los que veo más en forma para ganar el domingo en estos momentos. Quizá la tercera sesión de entrenamientos libres cambie algo mi opinión, pero dudo que lo haga demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario