Acordándome de... Pierluigi Martini

El 23 de abril es un día de celebración en muchos lugares de España, y también para uno de esos pilotos que recuerdo de mi infancia. Un corredor que pasó con más pena que gloria por aquellos equipos del fondo de la parrilla, pero que consiguió ser 4º en dos ocasiones.

Pierluigi Martini cumple 52 años este 23
de abril de 2013
Hablo de Pierluigi Martini, que 2 nació un 23 de abril de 1961 en Lugo di Romagna, el piloto que más puntos aportó al modesto (y desaparecido) equipo Minardi. No marcó nunca una vuelta rápida, ni firmó una pole y no subió al podio en sus 124 participaciones en la F1. El italiano, sin embargo, está en el recuerdo de muchos aficionados que comenzamos a disfrutar de este deporte desde los últimos años de la década de los 80. Sus mayores logros fueron liderar una vuelta en Estoril en 1989, salir 2º en Phoenix 1990 y llegar el 4º en dos ocasiones... algo que le coloca como el mejor piloto de la historia de la escudería Minardi, para la que sumó 16 de los 38 puntos que consiguió en los 340 grandes premios en los que participó el equipo transalpino. Para todos aquellos que escribíamos en nuestras "chapas" los apellidos de Senna, Prost, Mansell... el de Martini era de aquellos que nos gustaba ver como lograba codearse con aquellas leyendas en los particulares circuitos que hacíamos con nuestras zapatillas en un parque cercano a casa, y con unos monoplazas motorizados por el mismo dedo que los empujaba esperando la próxima carrera. 

Martini es superado por Berger y Senna después de liderar
el GP de Portugal durante una vuelta (Estoril, 24-9-1989)
Seguro que para los más veteranos, Martini fue uno entre tantos: uno de esos italianos (que antes eran legión) y que cruzaba los dedos para que su coche aguantase hasta el final, algo que solía suponer entrar entre los 6 primeros y celebrar un punto como si fuese un título mundial. Seguro que lo que a muchos les parece una nimiedad para él es una de sus imágenes más recordadas, como aquellos pocos metros que lideró una carrera en la carrera de 1989 en Portugal (el único que lo ha hecho con un Minardi). O aquel otro momento en el que casi consigue robarle la pole a Senna en la primera carrera de la temporada de 1990 en Phoenix.

video

Lástima que una mala salida le hizo caer de la 2ª a la 5ª posición en la primera curva y, a pesar de marcar la segunda vuelta más rápida en carrera, se quedó con la miel en los labios y fue 7º, a sólo una plaza de lograr otro valioso punto en su trayectoria. Para que muchos se den cuenta de lo que se ha desvirtuado la lucha por los puntos con el nuevo sistema habría que decir que los 36 puntos que sumó Martini entonces, ahora se convertirían en 188 (Grosjean lleva 122 en sus 30 carreras con un coche a años luz del Minardi).

El box de Minardi en 1989 con los M189 de Martini (23) y de
Pérez-Sala (24) con los que fueron 5º y 6º en Silverstone
Otros datos que merece la pena recordar es que Martini sustituyó a Adrían Campos, frustrado por no clasificarse para la parrilla en tres carreras consecutivas en 1988 (así volvía el italiano después de su debut en 1985); y que tuvo un compañero de equipo español: Luis Pérez-Sala. Ambos consiguieron una gran actuación en Silverstone 1989 al colocar los dos Minardi en los puntos, y Pérez-Sala se convertía con su 6ª plaza en el primer piloto español en conseguir un punto en la F1 desde que en 1957 lo hiciese Alfonso de Portago en Argentina. La experiencia y el saber hacer de Martini tuvieron parte de aquel éxito que acabó con la sequía de más de 30 años sin puntos para un piloto nacido en España.

Martini disputó su última carrera en la F1 el 30 de julio de 1995 en Hockenheim. A pesar de acabar 7º en dos compromisos, Minardi sustituyó al italiano por el portugués Pedro Lamy para sustituirle a pesar de que el otro italiano del equipo, Luca Badoer, sólo logró ser 8º en una ocasión. El luso consiguió puntuar en la última cita de aquella temporada y Badoer acabó fichando por la fugaz y nada recordada escudería Forti Corse.

Después de su paso por la F1, Martini encontró su hueco en las carreras de resistencia, y lo hizo con mucho más éxito. Seguro que muchos recordáis esta imagen de la edición de las 24 Horas de Le Mans en 1999. El Mercedes que pilotaba Peter Dumbreck (Mark Webber era otro de los pilotos del CLR-GT1) salía por los aires...


El australiano tampoco se libró de un accidente con el Mercedes en otra sesión de entrenamientos previos a la carrera.



Todos estos incidentes, sobre todo el de Dumbreck, hicieron que Mercedes retirase su coche número 4. Los otros dos coches del equipo alemán apenas duraron 75 vueltas y dejaron abierta la lucha por la victoria a sus compatriotas de Audi y BMW, y a la nipona Toyota. Los coches de la marca de los aros perdieron sus opciones poco a poco, y la lucha quedó entre la marca japonesa y el coche número 15 de la escuadra de Munich pilotado por Winkelhock, Dalmas y... Pierluigi Martini. Después del abandono de los Mercedes, los problemas de Audi y de uno de los BMW, Toyota acariciaba su primera victoria, pero el coche de Martini y compañía se hizo con el triunfo y dejó a Mazda (todavía es así) como la única marca japonesa en ganar la competición más prestigiosa de la resistencia automovilística en circuitos.


Que mejor manera de terminar este homenaje a Martini, un auténtico trabajador de los circuitos, que con su victoria más prestigiosa. ¡Felicidades Pierluigi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario