¿Qué cambiará Red Bull de Australia a Malasia?

Los chicos de Red Bull han vivido un invierno dedicados a comprender el comportamiento de los compuestos de los nuevos Pirelli: Esta preocupación les hizo estar algo más perdidos que en pretemporadas anteriores y en Melbourne se mostraron menos enigmáticos que en otras carreras inaugurales. Les vimos fuertes desde los primeros entrenamientos libres, y qué decir de su rendimiento en clasificación.... Pero esa demostración de fuerza les pasó factura en carrera: Webber se hundió desde la salida, y Vettel perdió su privilegiada posición ante Alonso y Räikkönen.

¿Pero qué pasó para que un rendimiento tan espectacular a una vuelta se difuminase de tal forma en carrera?  Lo que algunos supusieron ha sido confirmado por los responsables de Red Bull: se centraron demasiado en la clasificación. Antes de comenzar la temporada era de los que pensaba que los únicos que dudaban de su potencial eran ellos mismos, y por eso creo que se excedieron en buscar la pole, cuando con una configuración menos agresiva hubiesen conseguido la primera fila de la parrilla sin descuidar su ritmo en tandas largas. En Malasia tienen la oportunidad de probar con un monoplaza más equilibrado y ver si así recortan esa diferencia que Lotus y Ferrari les sacaron en carrera.

Es la solución más lógica y es muy posible que obtengan el resultado esperado: mostrarse fuertes en todas las áreas. Quizá con variar algo el camber (la inclinación de sus ruedas) se arregle todo, o con reducir un poco la carga aerodinámica. Pero también estoy seguro de que en Red Bull además contemplan que a lo mejor no todo es tan fácil y que puede ser un problema más grave: menos compatibilidad entre su coche y los nuevos neumáticos, problemas específicos con algunos compuestos, menor rendimiento en asfaltos con poca adherencia o con la pista a una temperatura relativamente baja. Seguro que sus rivales desean que no encuentren una rápida solución, pero siendo realista dudo mucho que el problema llegue a China.

Así que lo más probable que nos depare Sepang es una lucha mucho más apretada por la pole por dos motivos: Red Bull no tiene una gran velocidad punta (muy importante en la pista malaya); y además hay que añadir que perderán rendimiento a posta para ser más competitivos en carrera. Dos condicionantes que también modificarán lo visto en la carrera de Australia, y que harán que la escudería austriaca y sus dos pilotos den mucha más guerra y sean aspirantes a copar el podio... siempre y cuando sus rivales no encuentren las mismas décimas que pretenden ganar los toros colorados con su estrategia más conservadora en clasificación. Malasia es una buena piedra de toque para situar mejor dónde está cada coche, siempre y cuando la lluvia no se convierta en la protagonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario