Australia 2013: Libres 3

La lluvia ha hecho acto de presencia y nos ha dejado con más incógnitas aun si cabe. Muchos pilotos no han tenido tiempo de dar una vuelta limpia (y rápida) en seco con ninguno de los neumáticos; y otros ni siquiera han rodado en mojado. Y por si fuera poco, la última sesión de libres ha finalizado con varios problemas de fiabilidad, como el de Vettel, que si necesita una nueva caja de cambios recibirá sanción.

En el poco tiempo en seco hay que destacar varios hechos en los equipos punteros. El primero es que el ritmo de Red Bull en carrera cargados de carburantes puede no ser tan competitivo como el de otros rivales si no tienen la posibilidad de activar el DRS. El segundo es que los Lotus vuelven a confirmar que consiguen buenos tiempos en seco y mojado sin ningún problema, y se reafirman como candidatos a todo. El tercero es que Ferrari ha pasado de tener un coche muy inestable atrás en la jornada del viernes a un monoplaza más fino en comportamiento. Y el cuarto, que Mercedes se come los neumáticos... si, también en mojado.

El caso de McLaren empieza a mosquear a muchos porque no hemos visto su potencial en ningún momento con ambas configuraciones de pista. Y la otra "sorpresa" de la jornada es Toro Rosso: si el viernes parecía que tendrían que mirar por el retrovisor a los Marussia y Caterham, el sábado serían los Williams, Sauber y compañía los que podrían aparecer en los espejos de los coches de Faenza. A los únicos que Toro Rosso no podría asustar con tanta facilidad es a los Force India, que siguen mostrando síntomas de que pueden hacer honor a su nombre y ser bastante fuertes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario