Australia 2013: El hundimiento de McLaren

Si hay un fenómeno que ha dejado extrañado a todo el mundo de la F1 es el fiasco de McLaren en el comienzo de la temporada 2013. Pero la verdad es que no es algo inaudito o de lo que no tengamos referencias en el pasado. Para analizar lo que le ha podido pasar a la escudería británica vamos a viajar un poco en el tiempo.

No nos encontramos ante los terribles años del dominio de Schumacher con Ferrari que borraban a toda la competencia, y tampoco a los horribles años posteriores a la marcha de Senna, en los que McLaren no tuvo un piloto de bandera y perdió a Honda como motorista y probó con Peugeot y Ford antes de terminar confiando en Mercedes como proveedor de motores. Años como 1994, en los que su coche estaba a años luz de los Williams y Benetton que dominaban la competición.


O como 1995, cuando quisieron dar de un golpe todos los pasos que sus rivales habían dado en varias campañas. ¿Quién no recuerda ese 'minialerón' sobre la chimenea? ¿O de ese morro en forma de tiburón? ¿Y esos innumerables aditamentos aerodinámicos con aire 'tunero'? Pasaron de un coche insulso en el ´94 a una auténtica verbena que era igual o peor que su predecesor. Pero no creo que estemos ante un desastre similar. Nuestra referencia tiene que ser el paso de la campaña de 2008 a la 2009, o lo que ya algunos conocen y denominan como la era de los difusores.

Recordemos que en 2008 McLaren no se llevó el mundial de constructores, pero Hamilton si consiguió su primer título ante Massa. Una lucha muy reñida entre británicos e italianos que sólo seguían de lejos BMW Sauber y Renault. En 2008 apenas nadie prestó atención a esa escudería joven (Red Bull) y a otra herida de muerte (Honda).

Y esas cuatro escuderías punteras en 2008 sufrieron en 2009 ante las dos únicas que entendieron el cambio que se avecina, y que propiciaron ellas. Ya sabemos que la FiA va a remolque de las innovaciones de los equipos y llega tarde a la hora de legislar. Ni en McLaren ni en Ferrari tuvieron oportunidad de volver a luchar por la victoria, y peor aun Renault y BMW Sauber. Red Bull y Brawn GP, las cenizas de Honda que escondían un 'Ave Fénix', les robaron la cartera a todos. De Ferrari en 2009 mejor ni hablar: Kimi sabiéndose sustituido por Alonso, y Massa accidentado, con Badoer y Fisichella que dejaron mucho que desear como sustitutos.

Y McLaren, a pesar de no tener esos problemas internos sufrió incluso más que los de Maranello. La buena base de 2008 no se tuvo en cuenta para diseñar el modelo de 2009, y tardaron 10 carreras en subir al podio. Su solución fue volver hacia atrás, ir deshaciendo pasos de desarrollo del nuevo monoplaza e ir copiando a los rivales.

Este año, la situación es muy similar, pero lo que no sabemos muy bien es por qué han hecho un coche totalmente nuevo si evolucionando el de 2012 podían tener un paquete muy competitivo, que además les podría permitir centrarse más en el desarrollo del coche de 2014. Quizá ya estén probando elementos que serán útiles el próximo año, pero que éste aún no lo son. Aunque pienso que estamos ante algo más que un problema puntual.

La marcha de Hamilton y de otras piezas clave a Mercedes, como Paddy Lowe, ha sido un golpe más duro de lo esperado. Y esa marcha ha propiciado la prematura y nada esperada llegada de Sergio Pérez, a un equipo en el que el papel de líder debería recaer en Button, pero el bueno de Jenson (después de tres temporadas como segundón) no se siente cómodo sin un Hamilton al que batir. Pérez no le aporta a Button la competitividad que necesita, y Jenson no le ofrece a Sergio una imagen a la que imitar.

A todo esto tenemos que sumar la situación económica de McLaren como empresa. Su independencia total de Mercedes les ha hecho hacer un gran esfuerzo para seguir utilizando los motores alemanes mientras desarrollan los suyos propios. Pero los plazos no se cumplen, el dinero se acaba, y es muy probable que McLaren tenga que negociar con otro proveedor que dote de motor a sus chasis: ya se habla hasta del regreso de un pasado matrimonio de éxito con Honda.

McLaren está lejos de sus rivales y eso puede no ser lo peor. Se les ve tocados, y algunos hasta hundidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario